Local

Todo evoluciona, menos los conductores

 

El verano con las operaciones salida y regreso de vacaciones son un periodo donde los accidentes de tráfico abren informativos o son la fotografía elegida para ilustrar la noticia principal de un digital

 

El pasado año, aumentaron los accidentes mortales por primera vez en 13 años, alcanzando la cifra de 1160 fallecidos. Teniendo sobre la mesa este dato, conversamos con Javier Rivas, director de la Autoescuela España, experto en seguridad y conducción vía para ver qué responsabilidad tiene el conductor y su vehículo

Si la tecnología aplicada al automóvil y a las carreteras está en constante evolución, ¿por qué no evolucionamos los conductores?
Por el tema económico. Es evidente que el conductor debe refrescar sus conocimientos, pero con la ayuda de la Administración, económicamente hablando. Se ha publicado muchas veces que se va a exigir un curso de reciclaje cuando tengamos que renovar el carné de conducir. Muy bien, pero ¿quién lo paga? ¿de quién es el esfuerzo económico? De las familias, como siempre.

Javier, le planteo un condicional: Mejoraría la conducción si conociéramos la normativa.
Voy a poner un ejemplo a esa condición. Hay algunos cambios que sorprenden, por ejemplo: poder adelantar a un ciclista en un tramo de carretera donde existe línea continua. Muchos conductores desconocen esta norma, que evita retenciones de tráfico.

¿Cuáles son para usted las evoluciones técnicas más significativas en la conducción?
La seguridad activa. Es decir, los elementos de nuestro vehículo que hacen mucho más segura la conducción y evitar accidentes. Lo relativo a ABS, ESP, ETS; EVB, BAS… Si desconocemos su objetivo y funcionamiento, nos sorprenderán en el momento que se activen en determinadas situaciones. También, la seguridad pasiva. Aquellos elementos que en caso de accidente hacen que las lesiones sean menores o incluso no existan. Hablamos de cinturones con pretensores, airbag, el propio habitáculo de los viajeros… Todos estos sistemas, cuando se usan incorrectamente se pueden volver en nuestra contra. Por ejemplo, si elevamos demasiado nuestro asiento dejamos poco espacio entre nuestra cabeza y el techo del vehículo; entonces, en caso de vuelco, podríamos darnos un gran golpe con mayor facilidad contra el techo de vehículo.

¿Qué es la seguridad preventiva?
Se compone de todos esos avisadores que tenemos en nuestro vehículos y que nos indican que no hemos hecho bien las cosas. Por ejemplo: hemos dejado puesto el freno de estacionamiento, no tenemos cerradas correctamente alguna puerta,…

¿Se puede ahorrar dinero si conducimos bien?
Sí. Por eficiencia en la conducción, es decir, ahorro energético, entendemos varios asuntos. Los motores actuales tienen unos parámetros de funcionamiento muy diferentes a los motores de unos pocos años atrás. Por ejemplo, en una pendiente descendente, la mayoría de las veces no es necesario acelerar para que aumenten las revoluciones del motor y así cambiar a una marcha superior. Es decir, hay que aprovechar la inercia del vehículo.

¿Cada coche es un mundo y se lleva de distinta manera?
Las técnicas de conducción son diferentes teniendo en cuenta si un vehículo tiene la fuerza en las ruedas traseras que en las delanteras. Esto influye sobre todo en la toma de curvas y en la conducción en condiciones meteorológicas adversas, como en las nevadas.

Por: Laura Corvo Félix

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba