Economía

Frenazo en las rebajas

Tras un prometedor arranque, la campaña de rebajas ha sufrido un frenazo a medida que avanzaba el mes de julio. Las secuelas de crisis, que no acaba de irse, y el comercio electrónico explican el escaso ambiente en la zonas de cajas de las tiendas.

 

Está claro que año tras año las rebajas son una oportunidad estupenda para conseguir aquellos objetos que se quieren por un precio más reducido. Este año, las rebajas comenzaron oficialmente el 1 de julio, aunque algunas grandes superficies las adelantaron al 30 de junio.

Adecco prevé que este año y gracias a las rebajas, se genere 155.500 contratos en toda España, un 7% más que en 2016. Más concretamente, en Castilla y León, Adecco prevé que se firmen 8.300 contratos a lo largo de todo el verano (un 3% más que el año pasado).

Los puestos de trabajo serán sobre todo en distribución y retail, comercio, logística y transporte. Y es que no podemos olvidar que mucha gente prefiere comprar por internet a ir a una tienda física. El comercio electrónico está en auge y en rebajas esto no podría ser menos: desempeña un papel fundamental sobre todo en las rebajas de temporada.

¿Y en Salamanca?

Teniendo en cuenta la cifra del año pasado, 2016, Adecco prevé que en la ciudad charra se firmen unos 774 contratos a lo largo de todo el verano, una cifra muy por debajo de los más de 23.000 de Barcelona pero que está muy bien si la comparamos con los 166 contratos de Soria.

Según algunos comercios salmantinos, la gente suele esperar y comprar más en las rebajas: “Julio empezó muy bien aunque ahora parece que está todo un poco parado pero no nos podemos quejar”, contaba Giovana, dependienta de la tienda L’Occitane.

Los comerciales salmantinos han asegurado que a pesar de que el mayor número de ventas se registre en el mes de julio, la crisis se sigue notando. Y eso se puede comprobar al entrar en las tiendas: medio vacías, gente mirando, con muy poca cola para pagar los artículos en caja.

Y es que ya no se produce el fenómeno de colas enormes esperando que las grandes y  pequeñas superficies abrieran sus puertas para hacerse cuanto antes con los chollos más rebajados.

En general, la valoración de los comercios con las rebajas es positiva, aunque no notan un incremento de ventas respecto a otros años: “Hasta ahora se ha vendido como en otros años, dentro de lo normal, porque la crisis se sigue notando”, declaraba una de las dependientas de la tienda Foggy.

El comercio electrónico también juega una baza muy importante en nuestra ciudad y es que ha ayudado a que el mes de julio y el de agosto estén más compensados e incluso que mucha gente aproveche las rebajas en agosto aunque esté de vacaciones.

Texto: María López San Juan

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba