Local

El PP no quitará el mural del salón de plenos con el busto de Franco por su valor ‘artístico’

Domingo Benito, concejal de Izquierda Unida en Ciudad Rodrigo, y Gorka Esparza, letrado, continúan con el procedimiento judicial contra el Ayuntamiento de Salamanca para retirar varios símbolos franquistas de la ciudad. El Ayuntamiento se ha allanado en numerosas de las reivindicaciones salvo en dos, por lo que este lunes han estado discutiendo sobre el mural del Salón de Plenos en el que aparece Franco y la escultura situada en Las Salesas. El PP se niega a retirar el mural del salón de plenos que contiene un enorme busto de Franco “por su valor artístico”, y a retirar el monumento al partido único de Salesas porque “se ha descontextualizado” al quitarle el yugo y las flechas.

 

Gorka Esparza, abogado, manifestó que este lunes acudían a los juzgados “con el partido medio ganado”, ya que eran en torno a 13 las reivindicaciones que Izquierda Unida hizo al Ayuntamiento de Salamanca para la retirada de símbolos franquistas, pero el Ayuntamiento comunicó su allanamiento en varias de ellas, por lo que solo acudieron a discutir sobre dos de ellas, el mural del Salón de Plenos del Consistorio y el monumento a la unificación (Salesas).

“Pese a que el Ayuntamiento, durante la substanciación del procedimiento del medallón, siempre decía que no hablaba de lo que estaba sub júdice, lo cierto es que había muchísimos asuntos que estaban en el procedimiento que hoy iba a tener lugar y a los que el ayuntamiento ha comunicado que se allana”, declaró.

El Ayuntamiento considera, en el caso del mural, que “la mera presencia de Franco hay que contextualizarla en un mural que refleja diferentes momentos históricos”, explicó Esparza, “nosotros diremos que, como siempre, Franco se coloca en los momentos históricos para pasar a la posteridad, pero quienes no están nunca son sus antecesores”, como el alcalde republicano Casto Prieto, asesinado por los golpistas.

En relación al monumento de Salesas, “se nos dice que, al haberle quitado el yugo y las flechas, ha sido descontextualizado”, como manifestó Gorka Esparza, “nosotros creemos que un monumento que se encarga para conmemorar el 25 aniversario del partido único, que se inaugura un 18 de julio y que tiene alegorías a elementos claramente identificables con la Falange o con el carlismo, no se nos puede decir que no es un monumento de exaltación”. “Se le han quitado los símbolos que un alumno de 4º de la ESO sabría identificar con la Falange, pero no son todos”, añadió.

“Estamos muy satisfechos con todos los procedimientos en materia de memoria histórica”, declaró Domingo Benito, “después del medallón vamos con ganas de hacer de Salamanca un lugar más digno para vivir y más democrático”. “Vamos a intentar defender una postura que es más que razonable y que el propio Ayuntamiento, a través de sus informes, reconoce que el mural tiene un claro carácter propagandístico de la dictadura”, manifestó el integrante de IU. Domingo Benito destacó, además, que “el Salón de Plenos es un lugar donde se reúne parte de la soberanía ciudadana a través de sus representantes políticos” y considera que, de todos los posibles lugares donde podría estar, este quizá sea el menos indicado.

El procedimiento judicial solo seguirá con Domingo Benito como demandante a título propio. “Izquierda Unida me ha notificado que, habiéndosele reconocido prácticamente todas sus pretensiones y estas dos les planteaban ciertas dudas, desista del procedimiento”, anunció Esparza.

El PP se niega a retirar el mural del salón de plenos que tiene un enorme busto de Franco apoyándose en un “informe técnico encargado al respecto” (como todos los que suele encargar el PP y que son favorables a sus tesis) que concluye que ese mural “histórico” debe mantenerse “por su carácter artístico”.

Sobre el ‘monumento a la Unificación’, situado en Salesas, del escultor José Luis Núñez Solé, el PP municipal afirma que se retiraron en su momento “los elementos necesarios” en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, pero deja el resto.

En cuanto a la polémica con el alcalde de la pedanía de Águeda que se habría ofrecido para recibir los restos de Franco en caso de ser inhumados del Valle de los Caídos, Domingo Benito manifestó que “quedó bastante claro que era una posición particular del alcalde”. “Como primer teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo le planteé que era un disparate absoluto, que tenía asuntos más importantes que resolver en la pedanía y ha quedado demostrado que no tenía respaldo de la ciudadanía, era una iniciativa unilateral”, añadió.

En relación al posible museo, Benito manifestó que “se le dejó claro que solamente aceptaríamos la apertura en el caso de que fuese un museo que tuviese como fin el reconocimiento a las víctimas de la dictadura, todo lo demás sería impresentable y fuera de la Ley”. El edil de Ciudad Rodrigo cree que el asunto ha quedado ahí y que el alcalde no seguirá adelante con sus pretensiones.

Texto: Paula Castro Morán

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba