LocalSucesos

Dos detenidos por el incendio mortal de Pizarrales

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a dos personas implicadas en el incendio que este miércoles ocasionó la muerte de una joven y heridas a su madre, en su casa de la calle Limón, en Pizarrales, en la que, además, estaban dos hijos pequeños de la fallecida que salieron ilesos.

 

Se trata de un rumano y un español que acudieron a la vivienda con un bidón de gasolina con la intención de vendérsela, según dijo la mujer herida en el incendio, aunque no se descarta que fuera la mercancía que intentaran cambiar por droga.

El bidón estaba sobre el sofá del salón que ocupa la planta baja de la vivienda de dos altura, pero de pequeñas dimensiones.

Al parecer, las dos mujeres dudaron de que se tratar de gasolina, así que los ahora detenidos sacaron una muestra y le prendieron fuego para demostrar que sí era carburante.

Esa imprudencia ocasionó el incendio del bidón, lo cual, unido al fuerte calor que había dentro de la vivienda, ocasionó un enorme y voraz incendio con una intensa humareda.

Los dos individuos abandonaron la casa a toda velocidad, al igual que el niño de seis años, hijo de Sheyla.

Ella, su madre y el niño de dos años tomaron una decisión fatal. En lugar de seguir al otro crío y ganar la puerta de la calle, se refugiaron en compañía de su perro en el pequeño aseo que hay en el comedor, que cuenta con un ventanuco que daba al tejado de la vivienda anexa., y abrieron el grifo de la ducha.

La abuela, de 49 años, y el niño de dos lograron salir, pero Sheyla no cabía por el ventanuco y se quedó atrapada con su perro en el baño. Ella y su mascota fallecieron por asfixia.

La abuela tuvo que ser hospitalizada, y cuando se encontró algo mejor pudo hablar con la Policía. Su testimonio fue decisivo para esclarecer lo ocurrido. Otros testigos corroboraron que vieron salir corriendo por la calle a dos hombres tras iniciarse el incendio.

Estas circunstancias hacen que se trate, al menos, de un homicidio imprudente (como un accidente de tráfico mortal), ya que no acudieron a la casa de la calle Limón con la intención de matar a nadie.

Uno de los presuntos autores fue detenido el mismo miércoles por la noche y el otro, este jueves, tras ser localizado.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba