Local

“El modelo de ferrocarril que se está creando es un error”

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril ha criticado que “el modelo de ferrocarril que se está creando en nuestro país es un error”, argumentando cuestiones como el relanzamiento de la alta velocidad “a cualquier precio”. A nivel local, han expuesto diversos problemas que padece Salamanca en relación con el transporte ferroviario que está favoreciendo la despoblación y la falta de uso del tren.

 

José Fermín Lozas y Gualdo Hernández, representantes de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, han puesto sobre la mesa la problemática del sector, tanto a nivel general como a nivel local y provincial. Aunque también los miembros de la plataforma se han mostrado contentos de que se esté produciendo un relanzamiento de los movimientos sociales dentro del sector ferroviario.

En primer lugar, han afirmado que el modelo de ferrocarril español “es un error” que se está cimentando sobre el relanzamiento de la línea de alta velocidad “pero ahora a cualquier precio” con el fin de seguir avanzando en desarrollo.

Critican que falta realizar un análisis de la situación y que las políticas actuales “se olvidan de la cohesión”, mientras que las inversiones en infraestructuras siguen cayendo. Denuncian que hay dos empresas públicas cuyo modelo de gestión cada vez se parece más al de una empresa privada, mientras que su trabajo debería consistir en “facilitar al ciudadano la movilidad a precios justos”.

A nivel provincial, Salamanca no se está beneficiando de medidas orientadas a necesidades reales y mejora de la calidad de vida, mientras se contribuye al crecimiento económico, como expuso el ministro de Fomento.

Según ha manifestado Gualdo Hernández, en Salamanca hay diversos problemas como no pensar en el envejecimiento de la población. Sacar un billete en taquilla supone un 5% más en la tarifa y los clientes pierden la posibilidad de acceder a promociones, lo que afecta a las personas mayores que no tienen conocimientos para el uso de internet.

La provincia salmantina solo posee dos puntos de venta de billetes, la capital y Peñaranda, pero este último no se sabe cuánto tiempo durará debido a que Renfe lo quiere cerrar. En cuanto a la oferta ferroviaria, hay muy pocas conexiones directas y enlaces oficiales, por lo que muchos recorridos llevan más de dos trasbordos. Estas políticas tienen como resultado “echar gente del tren”, como han manifestado.

Los usuarios se han quejado de los frecuentes retrasos y el gran número de incidencias, que la empresa soluciona ampliando el tiempo de trayecto y alquilando autobuses respectivamente. Esto se debe a un recorte de personal y al uso de un material “escaso y sobreutilizado”. Mientras que la Junta de Castilla y León subvenciona trayectos como Ávila-Madrid para facilitar la movilidad diaria de los trabajadores, Salamanca se ve excluida de estas ayudas a pesar de los numerosos usuarios que acuden a trabajar a otra provincia cada día.

Por último, en cuestión de mercancías, denuncian que la plantilla sigue disminuyendo “constantemente” y que los trenes sufren “considerables retrasos”, fruto de la “desidia y mala gestión” que creen que obligará a los transportistas a realizar el trayecto por carretera.

Texto: Paula Castro Morán


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba