Local

Decanos de Salamanca reivindican las carreras de letras

Las facultades de Letras de Salamanca se han unido a la defensa de los estudios de Humanidades recogidos en la XXII Conferencia de Decanatos de Letras celebrada en Granada el pasado 16 de mayo. Este jueves, todas las universidades públicas de España reclaman una solución a los recortes presupuestarios, al incremento de tasas académicas y a una política de becas cada vez más restrictiva que encaminan estas artes a un “lujo prescindible”.

 

En representación de las artes humanísticas de Salamanca, el decano de la Facultad de Filosofía, Isidro Piñero, el decano de Geografía e Historia, Francisco Javier Lorenzo, la decana de Traducción y Documentación, Mª Teresa Fuentes y el decano de Filología Vicente González han hecho público la declaración del contenido del XXII Congreso de Granada donde critican el olvido en los estudios de humanidades y los pocos recursos destinados en este ámbito.

Los decanos de Humanidades en España piensan que el futuro de estas artes está en peligro. Afirman que los fuertes recortes económicos perjudican la calidad de la docencia y afectan a los estudiantes de este ámbito incrementan las tasa académicas o restringiendo becas como Séneca y Erasmus que los alejan del “Espacio Europeo de Educación Superior”. Así mismo denuncia el precario estado laboral de los profesores con una tasa de reposición de empleo público del 10%.

Postergadas

En Salamanca Vicente González, decano de Filología, ha declarado que las Humanidades están siendo “postergadas” desde las administraciones públicas y el ministerio. En este caso concreto González se queja de desigualdad de fondos para las universidades de Humanidades que en este caso, con más de dos mil alumnos, no llega a los “50 mil euros, con lo que no se hacen grandes cosas” sin embargo, prosigue González, se gasta mucho dinero en procesos experimentales y de ciencias. El decano defiende que con las carreras humanísticas se consiguen “buenos puestos” y forman a personas con “conciencia crítica y pensamiento libre”. También reprocha su parte de culpa al proceso de Bolonia quien “ha creado una revolución formal que las generaciones de profesores no aceptan porque es más burocracia que enseñanza”.

En este sentido el decano de Filosofía, Isidro Piñero, declara que el perfil histórico de la Universidad de Salamanca vale por sí misma para defender este proyecto. Asegura que desean un futuro para la enseñanza y exige la necesidad de un compromiso de todas las instituciones comprometidas con la educación. Este proyecto de defensa de las Humanidades son intereses por el bien común y no partidarios ni privados

 

 

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba