Cultura

Víctor Antón: "Hacemos canciones sugerentes y oscuras"

En ‘Solo para locos’ se habla, se siente y se escucha el jazz. Esta banda está formada por cinco artistas que tienen como pilar central el jazz. Con esta fuente de inspiración buscan sonidos nuevos que evoquen estados de ánimo. Así lanzan su primer trabajo discográfico grabado en directo “Zaratustra, una historia musical”. Se trata de 16 canciones que recorren “las transformaciones del espíritu” de las que habla F. Nietzsche.

Esperando su llegada al festival FACYL de Salamanca Víctor Antón ofrece algunas claves de su precoz éxito.

PREGUNTA.- Cuéntame un poco como es vuestra banda, sus inicios y como os habéis juntado.

RESPUESTA.- SoloParaLocos es un proyecto con mis composiciones que presento a mis amigos para grabar este álbum «Zaratustra, una historia musical». El primer encuentro fue con mi amigo Arturo (clarinete y saxo tenor) y pronto se unieron también Jesús Ángel León (trompeta), Guillaume DePlus (contrabajo) y Adal Pumarabín (batería).

 P.- Para los que aún no os han escuchado. ¿A qué suena Solo para Locos?

R.- SoloParaLocos suena a muchas cosas porque es música bastante narrativa y se desarrolla en distintas direcciones. Por señalar alguna referencia, hay influencias del jazz, de la música ligera europea, aires klezmer, blues, etc. ya digo… nuestra propuesta es ecléctica.

P.- ¿Nos puede explicar un poco esta extraña unión entre el jazz y la filosofía de Nietzsche de vuestro disco “Zaratustra una historia musical”?

 R.-La idea en el disco ha sido hacer una especie de banda sonora a «Las Transformaciones del espíritu», una metáfora que utiliza Nietzsche para hablar del tránsito hacia el superhombre, a saber, el camello, el león y el niño. Queríamos reflejar con música esas personalidades tan distintas, cómo evolucionan y se desarrollan.

 P.- Zaratustra es un ermitaño que reflexiona sobre la vida, el sufrimiento y el hombre y cuando cree que es el momento regresa para comunicar su conocimiento al mundo, ¿es lo que os ha pasado a vosotros?

 R.- Nosotros no somos ermitaños aunque sí reflexionamos sobre todas las cuestiones de la vida que creemos importantes y no sabemos si es nuestro momento o no pero aquí estamos, presentando nuestro disco.

 P.- ¿Cómo se crea el jazz?

 R.-Bueno, tengo que decir que no consideramos que nuestro disco sea un trabajo de jazz al uso aunque sí hay algunos elementos. Como ya he dicho, se parece más a una banda sonora, con composiciones cerradas y arregladas donde la improvisación también está presente en algunos momentos.

 P.- El Jazz no es música de mayorías. ¿Por qué este estilo?

 R.-Yo creo que cuando uno compone o toca (supongo que esto es extrapolable al resto de facetas en la vida), ha de hacer lo que mejor se le da y lo que le sale de dentro en cada momento. A mí me ha salido esto.

 P.- Hacéis una mezcla entre jazz y música popular, ¿es porque el jazz por sí solo no funciona en España?

 R.-Para nada, además las mezclas que nosotros hacemos tienen poco que ver con la música popular de aquí, no hacemos flamenco-jazz, hacemos canciones instrumentales sugerentes, divertidas, narrativas, oscuras, etc. Ya digo, no creemos que sea jazz en un sentido tradicional porque lo más importante para nosotros no es la improvisación sino los temas y su desarrollo.

No hemos pensado en la rentabilidad del proyecto sino que hacemos lo que nos gusta. Además, cada vez hay más jazz en España y hay gente muy buena que está despertando mucho interés, creo yo.

 P.- ¿Que opináis de lo que dijo Leonard Feather “España es un desierto para el jazz”? ¿En España el jazz sólo ha triunfado con Tete Montoliu?

 R.- Es cierto que Tete Montoliu es uno de los más grandes y más visibles a nivel internacional aunque también hay otros músicos y compositores increíbles de nuestro país como Jorge Pardo, Perico Sambeat, Javier Colina, Miguel Blanco, Jorge Rossy, por citar a grandes figuras aunque también está apareciendo una gran cantera de músicos de jazz.

Yo ahora estoy estudiando en Musikene (Centro Superior de Música del País Vasco) guitarra de jazz y el nivel allí es increíble, hay muy buenos músicos de jazz.

 P.- ¿Cuáles son vuestras principales influencias?

 R.-Nos gusta la buena música. La música que sale de dentro y que además aporta algo. Creo que esto es importante en el arte, conseguir un equilibrio entre la tradición y la innovación. Eso lo tienen los clásicos. Por supuesto que el jazz es una fuente inagotable de inspiración pero también otras músicas. Hay muchísimas cosas interesantes.

 P.-UNESCO estableció en 2012 que el 30 de abril fuese el “Día Internacional del Jazz”, sin embargo esa edición pasó sin pena ni gloria institucional. ¿Hay muchos problemas en esta profesión?

 R.-Es cierto que en España no hay una gran tradición de jazz y por eso quizás la efeméride ha pasado de largo. Creo que los músicos en general (no solo de jazz) no son muy valorados en nuestro país por parte de las instituciones, todavía arrastramos un concepto del músico un poco rancio. Debería apostarse un poco más por la música y la cultura.

P.-¿Quién toma las decisiones en el grupo?

R.-Un poco entre todos, tampoco hay muchas decisiones que tomar. Como compositor de los temas, si que tengo más peso en las cuestiones musicales pero hay otras cuestiones que las decidimos como van surgiendo.

P.-¿Tenéis problemas de ego?

R.-Creo que no, a todos nos da para lucirnos bien en los conciertos, jeje.

 P.- ¿Qué hacéis después de los conciertos?

R.-Recoger los instrumentos, cenar y tomar algo y conducir de vuelta.

 P.- Con sólo un disco “Zaratustra, una historia musical” habéis tocado en muchos sitios e incluso, ganado el I Festival de Jazz Villa de Foz. ¿Qué planes tenéis a corto plazo?

 R.-Nuestros planes son tocar y tocar, seguir presentando el disco allí donde todavía no hemos estado. También voy poco a poco componiendo algunos temas que quizás dentro de poco formen parte de un segundo trabajo.

P.- ¿Podrías dedicarme unas palabras respecto a qué sentís por la música y que esperáis transmitir con ella?

 R.-Personalmente, vivir rodeado de música es lo que me hace feliz, me parece la mejor manera de pasar el tiempo, tocando y aprendiendo cosas nuevas. No me obsesiona el aspecto de transmitir, creo que cuando uno hace las cosas de verdad el público lo recibe igual.

 P.- Ya habéis tocado antes en Salamanca, ¿que opináis de la ciudad y del público?

 R.-Pues sí, presentamos el trabajo en el Museo de Arte contemporáneo Da2 y en la sala «El Corrillo». Estuvimos muy agusto en ambas ocasiones y encantados con la afluencia de público.

— oOo —

 

 

 

 

 

 

 

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba