Local

Miquel Barceló y Francisco Calvo, Honoris Causa

 

El artista contemporáneo más importante de nuestro país, Miquel Barceló, y un profesor de historia del arte, Francisco Calvo, englosarán a partir del viernes la lista de doctor Honoris Causa de la Universidad de Salamanca.

 

El rector, Daniel Hernández Ruipérez, ha subrayado su intención de “vincular la Universidad al arte contemporáneo” como una forma de promocionar la cultura dentro del marco de conmemoración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

Hernández Ruipérez presentó este jueves a los dos próximos doctores Honoris Causa de la institución académica, Miquel Barceló y Francisco Calvo, ambos acompañados por sus madrinas, la decana de la Facultad de Bellas Artes, Soledad Farré, y la profesora María Teresa Paliza, respectivamente. Con esta ceremonia, que se enmarca dentro del VIII Centenario de la Univesidad, se pretende convertir a la institución en referencia del arte y, concretamente, del contemporáneo.

Soledad Farré manifestó que es para ella un “honor” ser la madrina de Barceló en este evento en el que se concede este título a un artista plástico cuya trayectoria internacional es “impresionante”, colaborando así en dar más presencia a las bellas artes.

Por su parte, la profesora María Teresa Paliza también se siente honrada de poder “contar con un Honoris Causa en nuestra disciplina”, la Historia del Arte, y que esa persona fuera Francisco Calvo, un hombre que, además de profesor, es crítico de arte, investigador, gestor y ha llegado a ser director del Museo del Prado.

Por su parte, Calvo aseguro sentirse “encantado y feliz”, pues considera que una investidura es “lo máximo” para alguien como él, y añadió que no era lo mismo recibirlo de otra universidad que recibirlo de la Universidad de Salamanca, “que es una de las más antiguas”. Para el profesor, este reconocimiento es algo que “trasciende”, ya que se convierte en un reconocimiento al arte. Además, afirmó que le alegra compartir la ceremonia con Barceló, a quien considera “un amigo entrañable de toda la vida”.

Miquel Barceló asegura haber forjado una relación especial con Salamanca después de haber trabajado varios meses en la exposición que ha traído a su famoso elefante a la Plaza Mayor. “Me sabe mal que se acabe”, comentó entre risas. El artista manifestó sentir “gran amor por la idea de universidad”, aunque considera que las facultades de bellas artes son algo “nefasto”, razón por la cual abandonó la suya tras solo una semana de clases.

Por: Paula Castro

Mostrar más


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. “Las Facultades de Bellas Artes son algo nefasto”. Coherencia, Miquel; ahora aceptas que sea precisamente una Facultad de Ballas Artes la que te proponga para este galardón. Explícalo.

Deja un comentario

Botón volver arriba