Local

El Clínico estrena nueva sala de espera infantil

El Hospital Universitario de Salamanca ha estrenado su nueva sala de espera de Pediatría convertida en una playzone especialmente dirigida a los niños con diabetes. La nueva imagen de Pediatría es una colaboración de Disney con el laboratorio Lilly gracias a la cual los más pequeños podrán conocer a Coco, una monita con diabetes que les enseña cómo afrontar su enfermedad.

 

El Área de Pediatría del Hospital Clínico tiene una nueva imagen y funcionalidad “que cumple los objetivos que nos hemos marcado dentro de un plan que estamos desarrollando en la Gerencia Regional de Salud, que es una estrategia de humanización de la asistencia que prestamos en Sacyl”, como explicó Rafael López, gerente regional de Salud. La nueva sala de espera, que incluye sala de juegos o playzone, cumple dos objetivos: educar a los niños sobre su enfermedad y minimizar el impacto mediante el juego.

El proyecto surge de la colaboración entre el laboratorio Lilly y Disney, por la cual la empresa creó a un nuevo personaje, la monita Coco que padece diabetes, que es la nueva compañera del famoso ratón Mickey y sus amigos. A través de sus cuentos y aventuras, Coco ayuda a los niños a convivir con su enfermedad y a normalizarla.

La diabetes infantojuvenil es la enfermedad con más frecuencia en el área endocrinológica y la segunda, después del asma, en la población infantil. Su incidencia en España es de 20 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra que es similar en Castilla y León (sobre 15.100 niños con diabetes) y en Salamanaca (2.700 pacientes). Actualmente hay 100 niños en consulta externa activos y se realizan unas 500 consultas en Endocrino en la Unidad de Pediatría al año.

“Estos niños tienen un periodo de adaptación a su enfermedad”, explicaba el gerente, “para eso contamos con una enfermera educadora en diabetes que les introduce en su forma de vida, el modo de abordar esta enfermedad, el control de sus hábitos alimentarios y el manejo de la insulina y la glucemia”.

Según el jefe de Pediatría del Hospital, Pedro Gómez, “la diabetes no tiene una causa ambiental que la produzca, pero determinadas áreas tienen un número muy significativo de pacientes diabéticos muy superior a lo que correspondería por la prevalencia que hay a nivel nacional”, como es el caso de Salamanca y Portugal.

Las obras de mejora de la planta de Pediatría están finalizándose, según han informado. Consistían en la separación de los niños oncológicos con el resto de pacientes, algo que ya se ha hecho en el Centro de Día. Actualmente están con la remodelación de las habitaciones.

En cuanto a la Unidad de Enfermedades Raras que estaba prevista para principios de año, han informado de que se está desarrollando. El aparataje está funcionando en modo “demo”, se están haciendo pruebas en los laboratorios, se ha constituido el Comité de Enfermedades Raras y el hospital está terminando los concursos por un importe de 2 millones de euros para dotar de todo el aparataje.  Lo que queda es hacer compatible la informática del laboratorio con el resto de laboratorios de la comunidad. Han garantizado que, en cuestión de 2 o 3 semanas, ya podrán estar dando resultados.

Texto y fotos: Paula Castro Morán



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba