Local

Aprobado el convenio de rehabilitación de la Torre de los Anaya

El Ayuntamiento de Salamanca aprueba el convenio con la Diputación de Salamanca para la rehabilitación de la Torre de los Anaya con el fin de convertir el edificio en un centro cultural. Pese a las críticas que ha recibido el convenio por no incluir los usos del edificio, se ha aprobado debido a la urgencia.

 

La Torre de los Anaya o Palacio de Abrantes, un edificio histórico situado junto al Parque de Colón, se convertirá al fin en un centro cultural tras la aprobación del convenio de rehabilitación en el seno del pleno municipal. Las obras se llevarán a cabo de forma compartida entre el Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación de Salamanca con una inversión de 1,3 millones de euros.

El debate del pleno no ha estado exento de discusiones entre los diferentes representantes políticos. En primer lugar, Gabriel Risco, concejal de Ganemos Salamanca, criticó que solo se incluye el aspecto económico de las obras, excluyendo lo relacionado con el uso futuro del inmueble. Además, denunció su redacción por técnicos externos probablemente adjudicados “a dedo” por el equipo de gobierno. Por todo lo expuesto, solicitó que se dejara sobre la mesa para traer otro convenio diferente.

El concejal también añadió que esta forma de actuar del equipo de gobierno, en la que les acusa de no contar con los demás grupos municipales, “da imagen de que su intención es decidir lo que les venga en gana”. Calificó esta actuación como “maniobra del PP”.

Tanto el concejal de Ciudadanos como el concejal del PSOE se mostraron a favor de que el proyecto salga adelante y remarcaron la necesidad de que se lleve a cabo con la mayor agilidad posible, a pesar “de las carencias del proyecto”, como señaló el socialista Arturo Vegas. Por otro lado, Carlos García Carbayo, concejal de Fomento, acusó a Ganemos de “ver maniobras en todos lados” y de estar en contra del deporte y la cultura.

En la segunda ronda de intervenciones, Gabriel Risco instó a los concejales de C’s y PSOE a hablar con sus compañeros de la Diputación de Salamanca, quienes insistieron en conocer primero los usos del proyecto antes de aprobar el convenio. El concejal se defendió de las acusaciones de Carbayo atribuyéndole un “problema de aceptación de lo diferente”, ya que “toda crítica la descalifica diciendo que no se quiere hacer nada”. Finalmente, la agrupación de electores votó en contra del convenio al desestimar su propuesta de revisión.

Texto: Paula Castro Morán


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba