Local

El Banco de Alimentos concede la insignia de plata a Mañueco

Alfonso Fernández Mañueco se ha personado este martes en la sede del Banco de Alimentos de la ciudad para anunciar una ayuda de de 72.000 euros en concepto de alquiler de dos naves de almacenamiento y un local de oficinas en san Vicente. La atención del alcalde se ha visto recompensada con la insignia de plata de esta organización sin ánimo de lucro.

 

La raíz del Banco de Alimentos de Salamanca se encuentra desde el 2001 en la calle Sumatra 19, local  cedido por el Ayuntamiento de la ciudad.  La actividad ha ido creciendo desde entonces y el consistorio ha facilitado el arrendamiento de  una nave de 900 metros  y otra de 1.100 metros en Mercasalamanca. Para ello se otorga una ayuda de 72.000 euros en concepto de renta para que el Banco utilice estos recintos de almacenamiento de alimentos. Además de esta aportación el Ayuntamiento cederá, de forma permanente, un local de oficinas en la Plaza San Vicente al Banco de Alimentos.

El Ayuntamiento está “comprometido” con aquellos que sufren con más crudeza la crisis económica y social para así, “ayudar a que esas personas puedan superar esta situación” asegura Mañueco. Por su parte, el presidente de esta ONG, Godofredo García, ha manifestado su agradecimiento al alcalde y sobre los locales asegura que esperan “no necesitar más porque significará que las necesidad de la gente disminuye”.

Se espera ayudar a 14.000 personas a través de una respuesta coordinada entre administraciones públicas y organizaciones no gubernamentales para distribuir los tres millones de kilos de alimentos que confían conseguir en este año. A día de hoy el almacenamiento asciende a 1.200.000 kilos de alimentos no perecederos que aumentan día a día.

Insignia de plata

“Como de bien nacidos es ser agradecidos” afirma Godofredo, la Junta del Banco de Alimentos ha acordado por unanimidad entregar la insignia de plata  de esta ONG a Alfonso Fernández Mañueco.

La sorpresa, que ha hecho sentirse al alcalde “de piedra”,  se otorga “en relación a los méritos contraídos con esta asociación, por su dedicación y colaboración, y sensibilidad hacia las personas necesitadas”.

Mercasalamanca

Mañueco ha querido poner de manifiesto un “mensaje de tranquilidad” hacia  la ciudad, porque asegura que la uralita de allí no supone riesgo para la salud y el entorno de la zona.  El alcalde afirma que se lleva trabajando desde hace varios meses con la Junta de Compensación, a la que se ha reclamado celeridad, para que una empresa profesional elimine la uralita y el polvo de amianto que provocará el desmontaje de las instalaciones.

Alfonso Mañueco asegura que se informará desde al ayuntamiento puntualmente de todo el proceso para aquellos que puedan estar intranquilos y confirman que se intensificarán las mediadas de control de la zona.

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba