Local

Mañueco pide el aforamiento para evitar los tribunales de Salamanca

El juez admite a trámite la denuncia por prevaricación de Ganemos por la adjudicación a Aceinsa

Ante la denuncia del Grupo Municipal Ganemos Salamanca por un posible delito de prevaricación con el contrato público de la empresa Aceinsa, el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ha solicitado su aforamiento como procurador en las Cortes de Castilla y León. Esto significaría que no tendría que comparecer en los juzgados de Salamanca sino en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos, en caso de ser investigado (antes imputado).

 

Hace varias semanas, Ganemos Salamanca denunció al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, así como a los tenientes de alcalde, Carlos García Carbayo y Fernando Rodríguez, y al jefe de la Policía Local, por un presunto delito de prevaricación por haber prorrogado de manera ilegal el contrato municipal de Aceinsa durante más de dos años y con un coste de más de 2,7 millones de euros para las arcas municipales. Este presunto delito podría llevar aparejada la inhabilitación de desempeño de cargos públicos durante un máximo de 9 años.

La semana pasada, según ha informado el concejal Gabriel Risco, se produjo un avance en la denuncia. El juez ha dictado un auto en el que admite a trámite la denuncia y acuerda expresamente que se abren diligencias previas para investigar los hechos y así depurar las responsabilidades penales que en su caso pueda haber.

Tal y como ha manifestado el edil, “la principal alegación que ha presentado el alcalde ha sido decir que es procurador en las Cortes y, por tanto, solicitar su aforamiento”.

Virginia Carrera ha querido señalar que “los actos que Ganemos denuncia tienen que ver con su condición de alcalde, para nada estamos denunciando una actuación de su cargo como procurador en Cortes”.

“El aforamiento no es más que una búsqueda de un privilegio”, ha declarado la portavoz de Ganemos, un “trato de mejor favor en los tribunales”, así como evitar los tribunales que le corresponderían, que serían los de Salamanca.

Si el juez lo considera investigado (antes imputado) y se admite su aforamiento del que goza para su labor como procurador y que alega para un asunto municipal, el caso sería instruido en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos. Según Carrera, lo que ha hecho Mañueco con esta actuación ha sido “buscar la huida hacia delante.

Y es que “lo que tendría que haber hecho el alcalde es explicar qué es lo que está pasando con el contrato de Aceinsa”, porque “nadie tendría que tener miedo a enfrentarse a un Juzgado de Instrucción”, asevera la concejala.

Mostrar más


Noticias relacionadas

4 comentarios

Deja un comentario

Botón volver arriba