Local

Los funcionarios de prisiones cobran 6.700 euros menos que en Cataluña

Encierro en Topas para pedir la equiparación salarial y oposiciones

Los funcionarios de prisiones han realizado este jueves un encierro en toda España para pedir al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que se reúna con ellos y acuerde una equiparación salarial de todas las regiones con Cataluña, además de reconocerles como agentes de la autoridad y convocar plazas de empleo público. En el Centro Penitenciario de Topas están reunidos en torno a 15 delegados sindicales, que permanecerán en el lugar desde las 10.00 hasta las 17.00 horas.

 

Isaac Olivares, delegado sindical de prisiones de CSI-F, ha señalado que la indignación del colectivo “ha llegado al final”. Después de pedirle al ministro Zoido “por las buenas” que se reuniera con ellos, han decidido poner en marcha el siguiente paso: encierros en las prisiones. Por lo pronto, han convocado otro para el próximo jueves.

La principal reivindicación es la equiparación salarial con Cataluña. Isaac Olivares ha indicado que se trata de una “reivindicación histórica”, pero que ahora ha cogido más relevancia que nunca por la fuerza de las reivindicaciones de otros colectivos como los policías y guardias civiles.

La menor diferencia salarial es de 3.000 euros al año, para aquellos que tienen labores burocráticas, seguida de una diferencia de 6.700 euros para las labores de vigilancia y de hasta 22.000 euros en el caso de los directores.

Según un estudio que han llevado a cabo, el coste para el Estado de esta equiparación sería de 52 millones de euros al año, una cifra muy pequeña en comparación a lo que cuesta equiparar los salarios de los agentes policiales debido a que los funcionarios de prisiones son en torno a 24.000.

Por otro lado, los funcionarios se encuentran indignados por ser el único colectivo con el que el ministro del Interior no se ha reunido. Olivares ha manifestado que, cuando él llegó al cargo, creó expectativas muy altas, pero estas no se cumplieron. “Nuestro gozo en un pozo”, lamentó. Además, también quieren ser reconocidos como agentes de la autoridad, un título que incluso los agentes de seguridad privada ostentan.

Por último, reivindican convocar plazas de empleo público para rejuvenecer el cuerpo y cubrir vacantes. La edad media de los funcionarios de prisiones es de 55 años y la tarea se les dificulta cada vez más.

El delegado sindical señaló que hace poco un interno de 24 años agredió a uno de los funcionarios, una fuerza con la que no podía competir. Además, hay 120 vacantes sin cubrir en Topas. Son 550 personas en total y no es suficiente, ya que están dos funcionarios para vigilar un m-módulo entero, y eso el que más.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba