Provincia

Piden la paralización urgente de las obras en El Bosque de Béjar

Iniciativa de Podemos en Las Cortes para evitar más daños irreparables en el Bien de Interés Cultural

El Grupo Parlamentario de PODEMOS en las Cortes de Castilla y León ha presentado por mediación de Isabel Muñoz, Procuradora por Salamanca, una Proposición No de Ley en la que se pide la paralización urgente de la intervención que se está realizando en la villa renacentista de “El Bosque” (Béjar) para evitar daños irreparables en un jardín histórico que está considerado Bien de Interés Cultural.

Esta Proposición se completa con la petición para que dicha intervención se adecue a lo recogido en el Plan Director de El Bosque, toda vez que se escuche y constituya el Comité Asesor de dicho Plan.

En la actualidad, y así se recoge en el texto presentado ante la Mesa de las Cortes, “se está llevando a cabo la ejecución de un proyecto de acondicionamiento y ajardinamiento del espacio norte del palacete del Jardín Histórico El Bosque, declarado Bien de Interés Cultural, redactado por el arquitecto José Carlos Sanz Belloso. Proyecto que fue aprobado por la Dirección General de Patrimonio el 12 de diciembre de 2017, aunque inexplicablemente la ejecución del mismo comenzó a principios del mes de noviembre”.

Según el informe realizado por José Muñoz Domínguez, una de las personas que más ha estudiado El Bosque y miembro del Grupo San Gil, el autor del proyecto que se está ejecutando en este momento no parte de un conocimiento previo del espacio en el que se va a intervenir, ni en su realidad arqueológica, ni histórica, ni compositiva, en contra de los principios por los que debe regirse toda actuación en un Jardín Histórico con la consideración de Bien de Interés Cultural, como bien recoge la Carta de Florencia de 1981 y otras recomendaciones de ICOMOS-IFLA, así como la diversa y abundante bibliografía que existe sobre restauraciones de jardines, desconocidos todos ellos u obviados deliberadamente por el autor del proyecto
.
Así, a día de hoy, los errores y despropósitos que se observan por la intervención que se está realizando (por ejemplo, el espacio situado al norte del palacete ha sido arrasado por una excavadora, llevándose por delante todos sus árboles, «en lo que bien podríamos calificar de atentado a nuestro patrimonio cultural, sin que se hayan realizado, además, las labores arqueológicas exigidas por la ley), son muchos y muy preocupantes. Contrarios en todo caso, al tratamiento que es de obligado cumplimiento para que los jardines históricos declarados Bien de Interés Cultural conserven su integridad y autenticidad».



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba