LocalPortada

El Ayuntamiento levanta las aceras del Camino de las Aguas días después de renovarlas

Para cambiar las tuberías del agua

El Ayuntamiento de Salamanca tendrá que levantar las nuevas aceras que ha puesto hace unos días en el Camino de las Aguas para empezar las obras para cambiar las tuberías del agua. El PP dice que no es cierto, pero nadie lo cree.

 

El PSOE recrimina la falta de planificación y de diligencia del equipo de gobierno y apunta que ambas actuaciones, acerado y canalizaciones, se podrían haber hecho a la vez con el consiguiente ahorro de costes de dinero público, evitando despilfarros, y la reducción de molestias y perjuicios tanto a los vecinos como al gran número de comercios de la zona.

El equipo de gobierno municipal ha reconocido en la Comisión de Medio Ambiente celebrada este miércoles en el Consistorio que tendrá que volver a levantar las aceras nuevas en algunos de sus tramos.

El grupo socialista ha mostrado su conformidad con la necesidad de renovar la red de abastecimiento de agua en este punto, pero recrimina al equipo de gobierno la forma en que se va a hacer, «demostrando una vez más la descoordinación entre concejalías y departamentos y una total ausencia de diligencia y coherencia».

El PSOE considera que es «inadmisible» que apenas unos días después de haber dado por finalizadas las obras de mejora y reposición de nuevo acerado en el Camino de las Aguas se tenga que volver a realizar nuevas actuaciones, en este caso el levantamiento de la calzada, cuando ambas intervenciones, acerado y canalizaciones, deberían haberse realizado, tal y como dicta la lógica a la misma vez.

A juicio de los socialistas, el reagrupado de ambas intervenciones, además de evitar que se tenga ahora que levantar el nuevo acerado en las zonas de acometidas a edificios y comercios, renovado apenas hace unos días, «hubiera significado un importante ahorro de dinero público a las arcas municipales, y una considerable reducción de las molestias y los perjuicios tanto a los vecinos, al tráfico, y a la actividad comercial y los negocios de este vía y que ahora de nuevo se van a ver afectados».

Recuerda que esta calle es una de las vías de acceso a la ciudad para un gran número de ciudadanos, con un importante tránsito de vehículos, con varias líneas de autobuses, que ahora de nuevo van  a tener que ver restringida la circulación o modificado su ruta o itinerario, con una gran actividad comercial, en un barrio muy poblado y de obligado paso hacia varias dependencias o centros administrativos y sociales como instalaciones deportivas, educativas y residencias de mayores entre otros.

Ganemos Salamanca también ha denunciado que una vez más hay calles que se “levantan” y paralizan hasta tres veces por diferentes motivos, como el refuerzo del firme, la renovación de tuberías o el arreglo de aceras. Virginia Carrera ha solicitado que se planifique en conjunto la urbanización integral de las zonas

Lamenta que no se piense en las incidencias que provocan esta mala coordinación a las y los vecinos, al comercio de proximidad y pequeños negocios. El último ejemplo es el Camino de las Aguas: acaba de terminar la obra de las aceras y ahora se aprueba un proyecto para la renovación de tuberías. Cuando se aprobó el proyecto de las aceras ya el concejal Gabriel Risco lo propuso en la Comisión de Fomento: afrontar de una sola vez todas las obras necesarias.

Desde 2015 Ganemos ha defendido que las diferentes áreas implicadas, medio ambiente, ingeniería civil o urbanismo se coordinen para que los perjuicios a la ciudad sean mínimos cada vez que se produzca una intervención urbanística.

El Grupo Municipal Popular afirmó que las obras de mejora de las aceras del Camino de las Aguas, tal y como estaba previsto, han comprendido la renovación de las acometidas de abastecimiento de agua y las bocas de riego por lo que, de ningún modo, se tendrán que levantar las nuevas aceras.

Los populares manifiestan que las declaraciones del Grupo Municipal Socialista «son rotundamente falsas y solo tienen como objetivo confundir a los salmantinos y crear incertidumbre entre todas las personas que viven, transitan o tienen establecida su actividad o negocio en la zona». Del mismo modo añaden que la actitud de los socialistas «es un ejemplo claro de irresponsabilidad institucional».

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba