Local

Salamanca da la bienvenida a los primeros 15 niños saharauis

Desde la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui se sienten satisfechos con el número de familias nuevas que participan este año

Un año más, varias familias salmantinas acogen a los niños saharauis del programa “Vacaciones en paz”, que han empezado a llegar este viernes a la ciudad del Tormes dispuestos a disfrutar al máximo sus días alejados de las altas temperaturas de Tinduf. Este año son 24 los niños que vienen y 24 las familias de acogida, de las cuales solo 9 son repetidoras. Este viernes vinieron los primeros quince niños.

 

Berta Acedo, al igual que muchas otras familias, estaba este viernes esperando ansiosa la llegada de su niña. La pequeña tiene 11 años, es el segundo año que participa en el programa de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui y es la tercera de su familia que se ha quedado en su casa de acogida. Hace 12 años, la familia de Berta Acedo llevaban tiempo pensando en esta opción y, al final, decidieron que había que hacer algo, que podían hacerlo.

“Te cuesta al principio tomar la determinación, pero luego, en el momento que ya la has hecho, es una cosa que te engancha. El solo hecho de ir al Sáhara ya te engancha”, cuenta Acedo, “hemos estado tres veces y es una pasada”. Como todos los que aguardaban a la llegada de los  niños, estaba “deseando estar con ella y que disfruten dos meses, que lo necesitan”.

Venir a España tiene muchos beneficios para estos niños. El más importante es, como explica Berta Acedo, “que ellos tengan sus revisiones médicas”. “Allí no se les hace nada, entonces muchísimos vienen con anemias”, comenta, por lo que es necesario hacerles una revisión sanitaria completa.

Pero no solo tiene beneficios para ellos, sino también para las familias que les acogen. Como ella misma explica, “nos aporta el conocer en la situación que están ellos, cómo ellos se adaptan luego a nosotros, la facilidad… Que tú dices ‘¿cómo es posible que esa niña se adapte a estar aquí?’. Te dan mucha alegría porque son unos niños muy alegres, muy queridos allí en el Sáhara y, entonces, eso te influye mucho”.

Según ella, lo que más le sorprendió a su niña cuando vino por primera vez fueron los edificios, los árboles y “el mero hecho de estar en la piscina, eso para ellos es algo increíble”. Por su parte, considera que “lo que más te choca es que se quieren ir. Estén como estén aquí, ellos se quieren ir. Cuentan los días, están con sus calendarios y ya deseando marcharse”.

Este año participan, sobre todo, familias nuevas. Una de esas familias es la de la concejala socialista Almudena Timón, quien va a acoger a un niño en su casa este verano y quien ya conocía a la asociación y a su presidenta desde hacía mucho tiempo. “El año pasado ya lo estuvimos barajando y en este dijimos ‘venga, ya’ y nos pusimos adelante”, explica.

“Creo que es una buena experiencia”, considera, “desde fuera se puede interpretar como que la oportunidad es para los niños que vienen de allí, y yo creo que no. Yo tengo dos hijos y creo que van a aprender hasta más ellos porque es una cultura totalmente distinta. […] No deja de ser una apuesta, algo nuevo, algo distinto, pero yo creo que podemos aprender todos mucho”.

El pequeño realizará las mismas actividades de verano que sus hijos. “Como seguimos trabajando en julio, mi hijo pequeño está en un campamento, pues le hemos reservado plaza para que vaya a ese campamento en Villamayor”, explica, “como otro más de la familia”.

Para José Nieto es el tercer año participando en el programa con la misma niña y, según cuenta, se forja una relación muy especial con ellos que se mantiene con un contacto permanente a distancia. Tras preguntar cómo se siente ante la inminente llegada, contesta que “cuando llegan, alegría, y cuando se van, pues… un poco de tristeza. Son dos meses y se les coge cariño”.

Del mismo modo que harán otras familias, el plan para ellos es hacer “vida normal”. La niña les acompañará como una más de la familia a donde quiera que vayan.

Por su parte, Ángeles Giménez, la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, afirma que “estamos muy contentos” con la cantidad de familias nuevas que se han apuntado al programa este año. A partir de la próxima semana, los niños comenzarán las actividades tradicionales del programa, como la recepción en el Ayuntamiento, la comida de la Asociación o el día en las piscinas de Valencia de Don Juan (León).

Texto y fotos: Paula Castro Morán

Galería de fotos de la llegada de los niños, aquí

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba