Local

Aqualia amplía cinco años la concesión del agua en Salamanca

  • Obtiene la prórroga por 3,3 millones, pero el PSOE teme que se cobre otros 10 millones con despidos y subiendo las tarifas a partir de 2016

 

Aqualia ha conseguido ampliar por cinco años, hasta el 2027, la concesión de la explotación del servicio de abastecimiento de agua de Salamanca.

 

La empresa pidió trece millones al Ayuntamiento para compensar el déficit de explotación que, según alegaba, había sufrido debido al drástico descenso de la demanda de agua por parte de los salmantinos. Aqualia evaluó en 9 millones de euros el impacto en sus cuentas del menor consumo de agua.

El Ayuntamiento sólo reconoce que debe a Aqualia 3,14 millones de euros por el dinero que la empresa invirtió en el bombeo de agua residual de la margen izquierda y de la Aldehuela y por las nuevas instalaciones de Mercasalamanca, entre otros motivos.

Para compensar esa deuda de 3,14 millones el consistorio acepta prorrogar la concesión a Aqualia por cinco años, algo que está valorado en 3,3 millones de euros, de forma que la empresa debería pagar unos 150.000 euros.

La mejor opción

El concejal de Medio Ambiente, Emilio Arroita, dijo que Aqualia no tenía un déficit de explotación, sino «un desequilibrio financiero que hay que subsanar en las condiciones que indica la ley». Considera que la prórroga de la concesión es «la mejor opción, porque permite no rascar ni un euro más del bolsillo de los ciudadanos para eliminar ese desequilibrio. La empresa pretendía reducir ese desequilibrio aumentando las tarifas, pero el Ayuntamiento no quiere aumentar ni un céntimo la tarifa del agua el año que viene».

Total, que para no subir el agua el año que viene el Ayuntamiento da por zanjadas sus diferencias con Aqualia por 3,3 millones de euros a cambio de ampliar la concesión cinco años, cantidad a la que habría que descontar los 3,1 millones que la empresa ha invertido en distintas actuaciones.

Sin embargo, el PSOE teme que pasado el año electoral, Aqualia se cobre esos nueve millones y pico que dice que pierde por el descenso del consumo de agua por parte de los salmantinos encareciendo el agua o reduciendo la plantilla.

 


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Un ejemplo de cómo consumir menos no conlleva gastar menos ya que las compañías se encargan de subir la factura para ganar más y más.

Deja un comentario

Botón volver arriba