fbpx
Local

Denuncian el desalojo «ilegal» del ’13 monos’

La Policía Local lo evacuó y precintó el pasado 2 de junio

Ganemos Salamanca denunció este viernes que la orden del gobierno municipal del PP para desalojar el espacio cultural autogestionado ’13 monos’ fue ilegal.

 

La agrupación de electores ha descubierto que caducó el expediente el 21 de octubre de 2017. El establecimiento, sin embargo, fue desalojado por la Policía Local el pasado 2 de junio, por lo que la agrupación solicitó explicaciones en la Comisión de Policía “para conocer todos los detalles del procedimiento con la máxima transparencia”, explica la concejala Virginia Carrera.

Ganemos asegura que «las actuaciones policiales practicadas pudieron vulnerar derechos fundamentales de las personas, al no estar amparadas bajo legalidad alguna. Por ello, el Ayuntamiento tuvo que desprecintar el local, preparar un nuevo expediente y emitir una nueva resolución para volver a precintarlo, entre el 13 y el 15 de junio, días después del primer desalojo, presuntamente ilegal».

Intentos anteriores

Dos días después del desalojo, Ganemos solicitó la revisión de los expedientes policiales elaborados al respecto, cuyo estudio desveló que ya se habían producido intentos anteriores para cerrar ’13 monos’, e incluso otros centros sociales autogestionados. Ya en 2012 se había investigado dicho espacio, además de Almargen, La Nave y los centros sociales autogestionados Villafría y La Perrera porque, según un informe de 2015 del grupo SIETE de la Policía Local “ofrecen espectáculos tales como conciertos, teatro, concursos literarios, reuniones de grupos radicales e incluso concursos deportivos”, sin autorización reglamentaria.

La Asociación de Hosteleros

No obstante, el Ayuntamiento no consideró entonces que se produjera ningún hecho ilegal o que estas actividades causaran daño alguno hasta que, en 2016, recibió una denuncia de la Asociación de Hosteleros por una presunta competencia desleal, a raíz de la cual se abrieron los expedientes sancionadores y de clausura.

Así, constan desde 2016 al menos tres intentos distintos de clausura del espacio ’13 monos’, todos ellos archivados y caducados, tanto por falta de identificación de los titulares «como por negligencia de los servicios municipales en la gestión de los expedientes». El último expediente sancionador contra la asociación titular de ’13 monos’ fue el pasado 13 de junio, después del desalojo ilegal.

Ganemos Salamanca considera que el gobierno municipal “solo ha atendido a los intereses de un grupo de hosteleros que desconocen la realidad de los centros autogestionados y el beneficio social que conllevan, sin generar competencia contra ellos, pues ofrecen un modelo cultural alternativo y que dinamiza espacios marginales de la ciudad, sin ningún tipo de apoyo público, desde la solidaridad y la autogestión”.

Regulación

Por ello, la agrupación propone que se dote a la ciudad de “una regulación garantista que favorezca la creación y desarrollo de estos espacios, impidiendo riesgos en las actividades y cumpliendo con las normativas sectoriales de incendios y accesibilidad, pero que no suponga controles, costes y trámites administrativos absurdos, teniendo en cuenta la falta de ánimo de lucro y el interés público del tipo de gestión y las actividades desarrolladas, sin ningún tipo de trato privilegiado o desigual”.

Trato desigual

“En la actualidad, parece que es un grupo de empresarios el decide a qué espacios se deben cerrar” denuncia el concejal de Ganemos Salamanca Gabriel de la Mora, quien añade que “en esta ciudad el trato desigual y privilegiado del PP hacia algunos hosteleros de la ciudad no es nuevo, pues apenas hace un par de años que la misma asociación de hostelería promovió una reforma de la normativa municipal para amnistiar a un grupo de empresas, hoteles principalmente, mediante su legalización por mandato del pleno y permitiendo que siguieran abiertos, incluso pese a carecer de licencias de actividad y apertura por incumplir la normativa de incendios y accesibilidad. Estos establecimientos mercantiles siguen sin cumplir normativa alguna. Y tampoco debemos olvidar el trato privilegiado del Hotel Corona Sol y El Corte Inglés, que carecen de cualquier amparo legal para mantener su actividad”, añade De la Mora.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba