fbpx
LocalSucesos

Amenaza de muerte a su compañera de piso por decirle que limpiara la cocina

Altercado en una vivienda compartidA en Comuneros

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un hombre de 30 años, venezolano, como presunto autor de un delito de amenazas graves a su compañera de piso y resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad.

 

Este domingo, a las 21:45 horas, los agentes acudieron a una vivienda, de la avenida de Comuneros, donde había una fuerte discusión entre los inquilinos.

Cuando llegaron oyeron los gritos de auxilio de luna mujer que pedía ayuda.

Al llegar a la tercera planta vieron a un joven que bajaba las escaleras a toda prisa con la cara ensangrentada.

Los policías le pidieron que las explicara qué había ocurrido pero, lejos de atender a los requerimientos de los agentes, “trató de evadirse, teniendo que ser sujetado y ante la fuerte resistencia que ofreció, engrilletado, para evitar que pudiera lesionarse a sí mismo o lesionar a alguna otra persona”.

Varios vecinos estaban en el lugar de los hechos, donde también había una importante cantidad de macetas tiradas por el suelo y rotas.

La víctima es de nacionalidad marroquí, al igual que otro inquilino del piso que también fue identificado por la Policía, que los encontró “excitados y nerviosos, con dificultad para narrar lo sucedido”, por lo que los agentes esperaron un poco para que se calmaran.

Finalmente, la chica explicó que conviven los tres desde hace unos meses en el mismo domicilio. Que momentos antes, ella le había recriminado al agresor que la cocina estaba muy sucia y había que limpiarla.

En ese momento, el joven comenzó a tirar el mobiliario de la cocina, a insultarla y amenazarla de muerte, al tiempo que la sujetaba fuertemente por los brazos, motivo por el que pidió ayuda a gritos.

El otro compañero acudió en su ayuda “teniendo que emplear la fuerza física para evitar que siguiera haciéndole daño”.

El detenido, que profirió amenazas graves de muerte a la joven y luego ofreció resistencia y desobedeció a los agentes, fue conducido hasta dependencias policiales donde, después de serle reiterados sus derechos por escrito, quedó ingresado en los calabozos de la Comisaría, a la espera de prestar declaración y pasar a disposición judicial.

Al detenido le constan dos detenciones, una por malos tratos y otra por atentado agentes de la autoridad.

Noticias relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Botón volver arriba