LocalPortada

“Señores de Vox, si no saben, estudien”

Decenas de asociaciones y organizaciones feministas han firmado un manifiesto sobre la derogación de medidas de protección integral contra la violencia de género, incluida por la extrema derecha en el programa político de Vox

 

Desde que el mundo es mundo las mujeres, únicamente por el mero hecho de serlo, hemos sido discriminadas, ninguneadas, criminalizadas y maltratadas por una sociedad tradicional, patriarcal y machista en la que todo gira alrededor del hombre, como sujeto único de derechos.

Así comienza el manifiesto, que este miércoles se ha leído en 20 provincias, -en Salamanca se ha hecho en el Aula Unamuno del Edificio Histórico de la Universidad- de decenas de organizaciones feministas sobre la derogación de medidas de protección integral contra la violencia de género (Ley Orgánica 1/2004), incluida por la extrema derecha en el programa político de Vox.

Reclamamos una igualdad real y efectiva en todos los ámbitos de la sociedad, y la desaparición total de las agresiones, violaciones y abusos sexuales.

En este esbozo de contexto nos encontramos con que Vox, un partido de extrema derecha, amigo de Le Pen y por los hechos que le asemejan también del Ku Kux Klan, incluye en su programa electoral un absoluto e intolerabel retroceso en los derechos de las mujeres que nos conduce a la época Franquista, a la mujer sumisa, a la esclava paridora al servicio del varón. No vamos a permitirlo, lucharemos con la razón y con el mismo ímpetu que lo hemos venido haciendo siglo tras siglo”.

El manifiesto afirma que Vox, formación política machista, defiende la prevalencia del varón sobre la mujer y pretende y exige entre otras muchas aberraciones, derogar la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género, continúa insultando a las mujeres de hembristas y de feminazis con el mendaz y falso argumento de que la violencia de género no existe, acusando, sin dato ni prueba alguna, como es habitual en el histórico patriarcado, a los poderes públicos de ocultar la violencia de la mujer contra el hombre y la cifras de denuncias falsas.

Señores de Vox, sus repugnantes argumentos nunca han podido sostenerse, ahora tampoco, en primer lugar, porque la Ley integral de violencia de género que pretende derogar con 12 diputados autonómicos, es una Ley Estatal y orgánica, aprobada por unanimidad de los integrantes del poder legislativo, así que para expulsarla de nuestro ordenamiento jurídico necesitarían ustedes la mayoría absoluta en las Cortes Generales, cosa que de momento no tienen, ni van a tener, así que dejen de engañar a la ciudadanía española. Nos sonroja incluso que lo planteen porque el mero hecho de hacerlo demuestra su más absoluta ignorancia sobre materias que se aprenden en primer curso del Grado de Derecho. Dejen de hacer el ridículo, por favor, y si no saben, estudien”.

También se expone en el manifiesto firmado por más de 70 organizaciones que negar la violencia de género es exactamente igual que negar el Holocausto judío, existe, con cifras alarmantes, y la sufrimos las mujeres por el mero hecho de serlo, como las consecuencias más brutal de la desigualdad. Pueden ustedes consultar a la OMS que indica que, en todo el mundo, casi un tercio 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física y/o sexual por parte de la misma en algún momento de su vida y un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina.

En cuanto a la ocultación de datos, se trata de otra de sus mentiras, muy sencilla de refutar, “las cifras de denuncias falsas se producen por la Fiscalía General del Estado y por el Consejo General del Poder Judicial y no pasan del 0,01%, y en cuanto a la violencia familiar, el feminismo no niega su existencia, pero en menor proporción que la de género y con características distintas, sus datos están a su disposición, por ejemplo en la web del Consejo General del Poder Judicial o en las Estadísticas de Criminalidad del Ministerio del Interior”.

El manifiesto concluye diciendo que el movimiento feminista es imparable le va en ello su subsistencia y en cuanto se descuiden les habremos arrollado como hace el viento con un castillo de naipes.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba