Cosas de la vidaSucesos

Un guardia civil en pijama, bata y zapatillas frustra un robo

En un bar de un pueblo de Cádiz

Un guardia civil fuera de servicio detuvo este miércoles de madrugada a dos ladrones cuando estaban atracando un bar en Paterna, provincia de Cádiz.

 

Los hechos ocurrieron a las cuatro de la mañana, cuando el dueño del establecimiento, que vive encima del bar, escuchó ruidos y avisó a la Guardia Civil.

Otros vecinos alertaron al agente del cuerpo que vive cerca del local y que es muy conocido en la zona.

Si pensárselo, saltó del a cama, se puso una bata sobre le pijama, se calzó las zapatillas de estar en casa y se dirigió al bar.

Allí sorprendió a los dos ladrones en su interior, al que accedieron tras forzar los barrotes de una de las ventanas.

Los redujo y esposó encadenándolos a la verja del bar que habían forzado.

Cuando llegó la patrulla de servicio se los llevó detenidos. Los autores del robo eran vecinos de un pueblo próximo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba