LocalPortada

«Hoy no hay consulta»

Denuncian el deterioro de la atención médica, especialmente en los pueblos

La secretaria ejecutiva de sanidad y el secretario del área de política municipal del PSOE de Salamanca, María García y Luis Rodríguez, respectivamente, han denunciado este jueves la falta de personal en la sanidad pública, las condiciones laborales y profesionales y la indigna y mala calidad asistencial que están recibiendo los pacientes y los usuarios, muy especialmente en el medio rural y en la atención primaria, con muchos municipios donde no hay asignado o no tienen médico o un facultativo,  o no se pasa consulta médica alguna durante días.

 

La Secretaria de Sanidad socialista ha calificado como «caótica y chapucera» la gestión del PP en la Junta y de la Consejería en materia sanitaria que lo único que busca es «torpedear y el desmoronamiento del sistema público de salud para acabar poniéndolo en manos de empresas privadas.

En este sentido se ha referido al último capítulo de esta gestión, la de querer contratar a facultativos para la atención primaria en los centros de salud sin tener concluida o no contar con la especialidad de médico de familia, una decisión que han tenido que abortar por ser, «además de una barbaridad que ponía en peligro a los pacientes, rechazada por todos, y de dudosa legalidad».

María García ha desmontado los argumentos de la Consejería de Sanidad que dice que en Castilla y León no hay médicos. «En Castilla y León sí hay médicos, lo que no hay es una buena gestión y condiciones dignas para que trabajen y por eso se han tenido que marchar a otras comunidades o incluso fuera de España».

La precariedad laboral impuesta por la Junta ha supuesto que la mayoría de los contratos que se hacen a los médicos sean por un día o dos, más del 70%, y eso en el caso que se cubran las vacantes,las bajas o las sustituciones, porque sigue habiendo muchas plazas vacantes y muchas bajas, por los diferentes motivos, que siguen sin cubrirse.

En este mismo sentido, Luis Rodríguez, ha insistido en que la rectificación de la Junta no supone que se vayan a solucionar los problemas de la sanidad, muy especialmente en atención primaria y en las zonas rurales, porque esta rectificación era obligada ante la presión ejercida por todos puesto que la decisión de contratar médicos sin la titulación de médicos de familia suponía «un insulto a los pacientes, a los propios médicos de familia, a los MIR en formación y a sus tutores».

Luis Rodríguez ha lamentado que la atención primaria en los pueblos de Salamanca funcione solo única y exclusivamente por el esfuerzo personal y el compromiso de los profesionales que siguen ejerciendo en ellos. Y eso, a pesar de que están «desmotivados, las bajas se tardan en cubrir y cada vez es más frecuente ver en los pueblos el cartel de ‘Hoy no hay consulta'», dijo

Para el PSOE, ha dicho, es necesario una buena planificación del sistema público de salud en la Comunidad en general y muy especialmente en el sistema de atención primarias de las zonas rurales.

Para los socialistas está planificación tiene que estar basada en tres pilares. Uno, dignificación, reconocimiento, motivación y mejora de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios de las zonas rurales, tanto de los médicos de equipo como de los médicos de área que deben integrarse ya, más pronto que tarde, en los equipos de atención primaria.

En segundo lugar, la ampliación del número de plazas para la formación vía MIR hasta el máximo que permita la capacidad docente y formativa de nuestros hospitales, con el reconocimiento laboral y profesional de los tutores que la imparten. «En este momento no hay capacidad docente ni hay tutores y por tanto no se puede andar de ocurrencia en ocurrencia como hace la Junta y el gobierno regional del PP», señaló.

Y por último, reestructuración de la atención primaria con la participación directa del los consejos de salud y de los profesionales implicados, que son los principales conocedores de la realidad del sistema asistencial de los pueblos.

Los socialistas abogan porque cualquier planificación tiene que pasar por no darle la espalda tanto a los que ejercen la sanidad como a los que la reciben.

Para concluir, Luis Rodríguez ha hecho cómplice y responsable al señor Mañueco, candidato del PP a la presidencia de la Junta, de la mala situación de la asistencia sanitaria y de la atención primaria en el mundo rural porque ante todo lo que está pasando, «ni ha hecho nada, ni ha propuesto nada» solo mirar para otro lado y ser copartícipe de la nefasta gestión.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba