Sucesos

“Jamás pensé que un niño cogería ahí”, dice el dueño de la finca del pozo de Julen

Asegura que lo tapó con dos bloques de hormigón

David Serrano, el dueño de la finca donde estaba el pozo de sondeo en el que murió el pequeño Julen, compareció este martes ente la prensa para mostrar lo apesadumbrado que está por el fatídico suceso y para responsabilizar de todo al pocero.

 

Dijo que él mismo tapó el pozo con dos bloques de hormigón que, según ha dejado entender, estaban sobre el agujero el día en que Julen cayó por la perforación.

«Yo tapé el pozo con bloques de hormigón. Espero que Julen me perdone desde el cielo», dijo. “Jamás en la vida pensé que cogería un niño por ahí, nunca me lo perdonaré”, añadió.

Afirmó que ese domingo alertó a todos del peligro de “meter un pie” y partírselo, pero que nunca pensó que ocurriría lo que sucedió. “El niño estaba jugando» y entonces él escuchó «voces aterradoras», se acercó » y descubrió que el niño de dos años y medio «se había escurrido entre los dos bloques y había desaparecido».

El arquitecto de su equipo de defensa, Jesús Flores, dijo que la situación de riesgo existente «no fue por decisiones» del dueño de la parcela, pero «sí como consecuencia directa de acciones y omisiones del profesional» que hizo el pozo, «sin autorización oficial y sin que se adoptasen las mínimas medidas de seguridad».


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba