Local

El año pasado se eliminaron 3.000 pintadas y grafitis no autorizados en Salamanca

Las sanciones en el casco histórico pueden llegar a ser de 3.000 euros

El año pasado se eliminaron 2.885 pintadas vandálicas y grafitis no autorizados de los edificios de Salamanca, 802 de ellos en el casco histórico. Durante los últimos cinco años se han retirado 16.000 pintadas en la ciudad.

 

Con el objeto de facilitar y agilizar la limpieza en bienes catalogados se desarrolla un protocolo técnico de intervención, validado por la Comisión Territorial de Patrimonio, que autoriza la eliminación y determina tanto los procedimientos como los materiales a utilizar dependiendo de la superficie en la que está hecha la pintada (piedra arenisca, ladrillo, madera, vidrio, entre otros materiales).

Otra de las medidas que contempla el Plan de Actuación es la inclusión en el informe de Inspección Técnica de Construcciones de la exigencia expresa de la limpieza de pintadas como condición de mantenimiento del ornato del edificio.

Para avanzar en ese sentido, se han obtenido permisos y autorizaciones generales de titulares de múltiples edificaciones dispersas por la ciudad (Universidad de Salamanca, Universidad Pontificia, Junta de Castilla y León, Dirección de Educación, Gerencia de Salud, ADIF, Diputación y Ministerio de Fomento).

También se ha establecido una colaboración con el Colegio de Administradores de Fincas para ofrecer el servicio a todas las comunidades de vecinos. Además, se han editado folletos con toda la información necesaria, que se distribuyen en centros municipales junto con el formulario de solicitud de limpieza. Y se ha simplificado el procedimiento, pues se ha incluido un punto para dotar de permanencia a la autorización y poder actuar siempre que haya pintadas en ese lugar si no se revoca la autorización.

Sanciones de hasta 3.000 euros

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó a comienzos de 2014 la modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos para endurecer las sanciones por pintadas vandálicas con el objetivo de disuadir y penalizar más este tipo de comportamientos.

El texto normativo establece que las pintadas en Bienes declarados de Interés Cultural y edificios catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana conllevan una infracción muy grave y multa de hasta 3.000 euros.

Las pintadas en los bienes no catalogados, situados tanto en el ámbito de la ciudad histórica y su entorno como en otras zonas de la ciudad, están consideradas como sanciones graves con multas de hasta 1.500 euros.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba