Economía

Abanca formaliza su interés por Liberbank y se ofrece a comprarlo por 1.700 millones

En pleno proceso de fusión con Unicaja Banco

Abanca irrumpe formalmente en las negociaciones de integración existentes entre Unicaja y Liberbank, con el reconocimiento de su interés en formular una oferta por la entidad dirigida por Manuel Menéndez a 0,56 euros por título. Con ese precio valora a 1.717,26 millones de euros la entidad.

 

El Consejo de Administración del banco gallego ha remitido formalmente la carta con las condiciones al órgano gemelo en Liberbank después de haber tratado la oferta previamente con su ‘núcleo duro’, al que ofrecerá la posibilidad de continuar vinculado al banco fusionado, según ha confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco liderado por Juan Carlos Escotet relata en la misiva que, tras mantener conversaciones con sus principales accionistas, se encontraría en disposición de formular una oferta de adquisición de acciones al precio apuntado, y que supondría una prima del 44 por ciento, frente a su precio de cotización del pasado día 21.

La propuesta la formula estructurada en dos tramos: una en acciones al núcleo histórico de Liberbank, que podrían permanecer así con representación en los órganos de gobierno de la Abanca que nazca tras su absorción; y el resto en metálico, para lo que dice contar con suficientes recursos a fin de costear la inversión.

En concreto está dispuesto a canjear acciones a inversores con un mínimo del 25 por ciento del capital de Liberbank en propiedad, pudiendo a llegar al 45 por ciento en el canje accionarial. La contraprestación en efectivo la ofrecería así a los inversores dueños de hasta un 75 por ciento máximo del capital restante.

El banco gallego defiende que se trata de una operación “muy beneficiosa tanto para Liberbank como para sus accionistas y empleados”, y la formula con la intención de excluir a la entidad de bolsa e integrarla en una Abanca superior.

Pagará en efectivo

Advierte que los cálculos los ha realizado con las informaciones públicas de Liberbank, de forma que para poder adoptar una decisión definitiva sobre la oferta, necesitaría llevar a cabo una revisión confirmatoria de determinados aspectos relativos al banco y su grupo.

La supedita en todo caso a que obtenga los permisos necesarios y a alcanzar la mayoría accionarial en Liberbank.

En este punto, en la misiva enviada a Liberbank, le detalla que dispone de asesores y recursos materiales y humanos “suficientes” para acometer dicho proceso de revisión “de manera inmediata” y finalizarlo “en un plazo no superior a tres semanas desde que se nos facilite la información correspondiente”, sin que ello suponga ninguna disrupción en el negocio de Liberbank.

El banco gallego pide a tal efecto una respuesta de Liberbank con la advertencia de que si el próximo 1 de marzo no ha obtenido confirmación de que Liberbank le facilitará el acceso a la información, desistirá de formular la oferta, sobre la que admite que aún no hay decisión firme a falta de conocer en detalle sus balances.

Si decidiese formular la oferta, una vez cerrada y alcanzado el control sobre Liberbank, “ésta se integraría con Abanca a fin de crear una de las entidades más sólidas y solventes del sector financiero español, con una presencia muy destacada en el norte de España, Extremadura y Castilla la Mancha”, defiende en la citada misiva remitida a la CNMV.

En la carta subraya su compromiso de mantener la obra social en las regiones donde Liberbank tiene mayor arraigo histórico y desarrolla principalmente su actividad, en un claro guiño a las antigua cajas que conformaron el banco con su fusión.

Su confirmación llega tras un día convulso para Liberbank en bolsa, donde su cotización casi se amaneció suspendida por la CNMV tras publicarse el interés de Abanca y que ya lo había puesto en conocimiento de sus accionistas históricos -las fundaciones en las que se convirtieron las cajas, y que hoy son dueñas del 32,475 por ciento del capital-.

Dichas fundaciones fueron las únicas propietarias en origen de Liberbank como sucesoras de las cajas que crearon el banco con su fusión, aunque posteriormente diluyeron su participación cuando sacaron el banco a bolsa y efectuaron varias macroampliaciones de capital para sanear y balance y vender rápido los activos tóxicos. En esas operaciones de capital el fondo OceanWood alcanzó otro 16,74 por ciento del capital y el inversor Tinajero acopió un 7,42 por ciento, mientras que Fernando Masaveu mantiene un 5,52 por ciento.

Liberbank ofrece el atractivo de haber limpiado su balance y recapitalizado. La combinación con Unicaja contaría, a priori, con menos negocio redundante aunque con Abanca podría encontrar menor duplicidad de oficinas. El desafío para esta última operación es cómo resolver la integración, al no estar Abanca cotizando en bolsa.

Al filtrarse el interés de Abanca la cotización de Liberbank se disparó hoy en bolsa un 19,9 por ciento aupando su capitalización bursátil desde los 1.202 millones a 1.441 millones de euros, aunque aún por debajo de los 1.717,26 millones a los que ascendería una operación formulada por Abanca.

En contrapartida la cotización de Unicaja, con la que se encuentra en proceso de negociación de una fusión, cayó un 4,2 por ciento del valor haciendo reducirse la capitalización en 69,24 millones de euros desde los 1.647,33 millones contabilizados la víspera a unos 1.578 millones.

Mostrar más


Noticias relacionadas

Botón volver arriba