LocalSucesos

Las armas utilizadas en el asalto a un piso de Carmelitas

Pese a ir armados, el hijo de la víctima les hizo frente con la muleta de madre recién operada y los echó

Este martes fueron detenidos dos individuos de 33 y 38 años acusados de un robo con violencia o intimidación perpetrado en un domicilio del Paseo de Carmelitas. No eran unos delincuentes cualquiera. Los agentes hallaron en poder de los delincuentes una pistola, un revólver detonador con cartuchos y distintos efectos destinados a la sujeción de las víctimas y para evitar ser identificados por ellas.

 

 

Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional recibieron comunicaciones de sus emisoras centrales, vía 112, sobre un presunto robo con violencia en un domicilio en el Paseo de Carmelitas, cometido por dos varones, uno de raza blanca y otro de raza negra que portaban sendas mochilas, facilitando sus características físicas.

Cuando se dirigían al lugar, los policías recibieron nueva comunicación indicándoles que los autores iban corriendo por la calle Crespo Rascón.

Allí los vio una patrulla de la Policía Local que interceptó a uno de ellos en la Plaza de Santa Teresa y al otro en la calle Vázquez Coronado.

En el momento de la detención, en distintos bolsillos y en las mochilas que portaban los agentes intervinieron una pistola marca Crvena Zastava, del calibre 9 mm. parabellum, un revólver detonador con cinco cartuchos en su tambor, un teléfono móvil, un equipo inhibidor de frecuencia, dos mochilas con pasamontañas, distintos tipos de guantes, gorras, gafas de sol y otros efectos, una radiografía, cinta americana y 13 bridas de sujeción.

Mientras los atracadores eran detenidos, los agentes de Policía Nacional se dirigieron al domicilio donde se había producido el robo.

Se entrevistaron con las víctimas. Al parecer, la mujer había contestado a una llamada del portero automático y abrió la puerta porque le dijeron que traían una carta certificada.

Al llamar luego a la puerta de casa la mujer abrió sin preguntar y se encontró a dos individuos, uno de los cuales le apuntaba con una pistola.

La empujaron y tiraron al suelo. Que tal y como cayó, ya que está recién operada, y comenzó a gritar.

Al escuchar los gritos salió el hijo de su habitación, observando a los dos varones, ambos enmascarados, cada uno de ellos encañonándole con un arma. Les hizo frente con una muleta de su madre y los golpeó hasta que logró que salieran huyendo del domicilio.

La presencia de los individuos que fue observada por alguno de los vecinos y los gritos de la mujer propiciaron las llamadas inmediatas al 112 y la intervención de las dotaciones policiales.

Tras recabar las manifestaciones de víctimas y testigos, los agentes encontraron en un rellano de la escalera las dos máscaras, presuntamente tiradas por los autores en su huida.

Las armas y parte de los efectos intervenidos han sido remitidos para su estudio, análisis y realización de pruebas periciales a los servicios policiales de Policía Científica, de los que se informará oportunamente a la autoridad judicial.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba