LocalPortada

Loteros en crisis

Las casas de apuestas, los despachos mixtos y la congelación de las comisiones adelgazan la cuenta

El sector ha permanecido estable a pesar de la incipiente competencia por parte de las casas de apuestas y el juego por Internet. Contamos con los testimonios de dos administraciones del centro de Salamanca (Calle Quintana y Gran Vía) para aclarar cómo está el sector y la evolución del juego en nuestra sociedad a lo largo de los últimos años.

 

Las comisiones, sin aumentar desde hace muchos años.
La vida evoluciona y los precios han subido. La luz, el agua, el gas o el carro de la compra han visto como su precio se ha incrementado en los últimos años. A pesar de estas subidas, las comisiones de las administraciones por las ventas se han mantenido en un porcentaje muy bajo y sin incrementos. Existen asociaciones de loteros que se encuentran en constante lucha para conseguir una subida de comisiones.

¿Cómo está el sector en la actualidad?

Desde la Calle Quintana, donde se encuentra la administración más antigua de Salamanca y que se ha trasladado hace dos años a su actual ubicación indican que las ventas se han mantenido estables. Cabe destacar que dieron el premio gordo el año pasado y eso ha hecho que incrementen las ventas ligeramente porque “la gente confía en que donde cae la fortuna un año cae al siguiente”. Apuntan que la ubicación en la que se encuentran hace posible que los turistas lleven lotería que no llevarían de no encontrarse una administración en esa zona de paso.

Desde la administración de Gran Vía indican que las ventas se mantienen estables gracias a un público fiel durante todo el año. A pesar de ello, las administraciones se han visto enfrentadas a un nuevo tipo de venta, el “punto mixto”. Dicho punto de venta se dedica a otra actividad principal pero que puede vender lotería desde el terminal. A las administraciones no les está permitido añadir alguna actividad a su negocio, algo que les limita en gran medida. Su dueño afirma que el perfil del público fiel al que se refiere es a la gente que vive por el barrio, entendiendo que las administraciones más céntricas y en zonas con mayor paso de turistas pueda ser mayor la venta.

¿Se juega más o menos que antes?

Los dueños de las administraciones, por lo general, no se muestran descontentos con las ventas, a pesar de que en determinados juegos como la quiniela se ha visto una bajada preocupante de participación. Hay determinados sorteos especiales como los de Navidad que no se ven afectados, aunque el hecho de que los puntos mixtos puedan vender dicha lotería hace que las ventas se repartan mucho más. Los loteros ponen en valor que la gente que sigue comprando los décimos de lotería lo guarden en la cartera como si se tratase de un billete más, porque “el encanto que tiene un décimo timbrado nunca lo podrá igualar un ticket de un punto mixto”.

¿Ha afectado de manera negativa el auge de las casas de apuestas?

La respuesta a esta pregunta es un sí rotundo. Aunque se dediquen a un público que pueda parecer distinto, en determinados juegos como la quiniela se ha notado. El hundimiento de la quiniela viene porque para ganar algo de dinero tienes que acertar muchos más partidos que si realizas una apuesta por solo tres partidos en una casa de apuestas y aciertas.

También hace mucho daño la “falsa publicidad” que estos centros ofrecen. Los loteros muestran su rechazo a las casas de apuestas ya que ofrecen un premio seguro que en muchas ocasiones no se da. “Ese tipo de juego genera adicción porque promete un dinero instantáneo, cosa que no pasa con las Loterías y Apuestas del Estado”. Ponen como ejemplo que si, por ejemplo, alguien echa una ‘Bonoloto’ un día, a lo mejor hasta la semana siguiente o unos días después no se pasa a comprobarla porque no existe esa adicción, sino una “ilusión por jugar”.

Por. José Ángel García Gallego

 

Mostrar más


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Echa un vistazo

Cerrar
Botón volver arriba