Sucesos

Doble crimen en Huelva: uno murió por estar en el lugar y el momento equivocados

Ajuste de cuentas en el mundo del hampa

La localidad onubense de Cartaya está conmocionada por el doble asesinato cometido por de los vecinos de pueblos. Las víctimas son un presunto traficante dedicado al menudeo y el amigo que lo llevó al pueblo a la cita con quienes a la postre se convirtieron en sus asesinos.

 

La Policía Nacional ya ha detenido a los dos presuntos autores que han reconocido los hechos.

El domingo pasado citaron a Manuel Grabado, de 37 años sevillano pero residente en Huelva y relacionado con el narcotráfico, para que acudiera a Cartaya, para cerrar un trato sobre una entrega de drogas.

Su amigo Samuel Vizcaya, de 25 años con una hija de dos años y trabajador del campo en la recogida de arándanos, se ofreció para llevarlo en su coche.

Al llegar comprobaron que les habían tendido una trampa. Uno de ellos recibió un disparo un tiro y el otro, múltiples golpes en la cabeza. Ambos murieron y sus cadáveres fueron arrojados en un pozo del municipio, que luego cubrieron con plásticos de invernadero para tratar de nunca fueran encontrados.

El coche de Samuel apareció parcialmente calcinado en un camino agrícola. Los ahora detenidos han confesado que fue un ajuste de cuentas por drogas. El objetivo era Manuel, pero Samuel estaba en el lugar equivocado en el momento menos oportuno y eso acabó con su vida.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba