Economía

Salamanca, la única ciudad de la región sin enganches para los coches eléctricos

La delegación del Colegio de Gestores Administrativos de Salamanca ofreció un enganche desde su sede a la plaza de Carmelitas, pero no han recibido respuesta desde el Ayuntamiento

 

El tema de los coches eléctricos es un asunto similar al de: ¿Qué es antes, el huevo o la gallina? ¿No hay coches porque no se venden? o ¿no se venden coches porque no hay dónde recargarlos?

El Ministerio de Industria ofrece las facilidades para poner los enganches particulares, incluso en los garajes comunitarios, la comunidad no se puede negar a que un propietario en su plaza, haga una instalación eléctrica para recargar su coche.

«Es muy curioso que Salamanca sea la única provincia de Castilla y León donde no hay ninguna recarga en la vía pública. Donde no haya ninguna plaza de aparcamiento reservada para vehículos eléctricos donde tú puedes conectar», explica Hipólito Cuesta, delegado del Colegio de Gestores Administrativos en Salamanca.

Cuesta cree que es muy importante apostar por la electricidad, porque que es hacerlo por la ecología, el  sostenimiento, por la no contaminación y por la salud en general, de las personas y del planeta. Por este motivo, contactó con concejales del Ayuntamiento de Salamanca de manera oficiosa, para decirles que  si ellos reservaban una plaza de aparcamiento, «nosotros correríamos con todos los gastos para poner una recarga en la sede de la delegación del Colegio de Gestores Administrativos, en la plaza de Carmelitas».

El delegados asegura que no han obtenido ninguna respuesta. Bromea diciendo que ni en campaña electoral.  «El Ayuntamiento de Salamanca está muy atrasado en esto y en muchas cosas».

El futuro

El Ayuntamiento anunció en el mes de abril que en próximas semanas habría cinco cargadores para vehículos electrónicos, pero aún no están instalados a finales de mayo.

Por su parte, el PSOE propuso hace casi un año, la instalación de una red de puntos de recarga eléctrica de carácter público por toda la ciudad con el fin de “fomentar y propiciar la compra y el uso de vehículos alimentados o que usen este tipo de energía”. Los socialistas consideraron que esta implantación impulsaría la movilidad limpia y sostenible con “importantes beneficios tanto para el medio ambiente como para la salud de los ciudadanos”.

La Junta anunció la puesta en marcha “en cuanto sea posible” de una exención de un 15 por ciento en la compra de vehículos eléctricos por parte de particulares, con un límite máximo de 4.000 euros. Además, habrá una línea de ayudas para la adquisición de furgonetas destinadas a autónomos y se intentará firmar un convenio con distribuidoras petroleras para crear una red de ‘electrolineras’ con puntos de recarga eléctrica.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba