Castilla y LeónPortada

Cs admite que puede pactar de forma “excepcional” con el PSOE en CyL

Asegura que su socio "preferente" en el conjunto de España será el PP

El Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos, del que forma parte el candidato de Cs a la Junta, Francisco Igea, aprobó este lunes un decálogo que servirá de base para la negociación de pactos con otras formaciones, en las que el PP será el “socio preferente”, si bien podrían llegar a acuerdos puntuales con el PSOE. Además, la formación descarta sentarse con Vox.

 

La formación ‘naranja’ plasmó hoy sus condiciones para la negociación de acuerdos con otros partidos, tras las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, en un documento con diez puntos en el que figura la defensa de la unidad de España, la lucha contra la corrupción y la bajada de impuestos.

“No hay condiciones específicas para un partido o para otro”, llegó a decir hoy el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, sobre las negociaciones que se iniciarán en breve para alcanzar acuerdos de gobierno en los distintos territorios, por lo que en esta ocasión no se puso encima de la mesa el deber de los barones socialistas de “renegar de las políticas de Pedro Sánchez”.

Este lunes se reunió en Madrid la Ejecutiva Nacional del partido con el único punto en el orden del día de informar de la situación de los distintos territorios y acordar los “criterios de negociación” en los que se basará el trabajo del Comité nacional de Negociación de Gobiernos constituido la pasada semana, en el que de entrada se exigió a los líderes socialistas “renegar” de su secretario general.

Esa palabra no se utilizó en esta ocasión, y aunque Villegas dejó claro desde el principio que el socio preferente de Ciudadanos en estos procesos será el PP, sí que se abrió a que “allá donde no se pueda llegar a acuerdos con el PP se puedan dar excepcionalmente acuerdos con el PSOE”, lo que deja más libre el camino a Francisco Igea de alcanzar un pacto con Luis Tudanca en Castilla y León.

El secretario general de Cs informó de que la Ejecutiva nacional del partido aprobó “por unanimidad” el documento programático con esos criterios que deberán seguir los grupos de negociación a partir de ahora (y que el partido hará público próximamente), basado primero en las políticas a desarrollar, y después en los socios de gobierno con quienes poder llevarlas a cabo.

En este caso enfatizó que la excepción de llegar a acuerdos con el PSOE se dará “siempre que el PSOE o sus dirigentes territoriales asuman las condiciones programáticas que pondremos encima de la mesa”.

Entre ellas seguirá estando, eso sí, la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña frente a quienes atenten contra la unidad del país, o que no pueda haber cargos públicos imputados por corrupción.

En este punto, y preguntado específicamente por el caso de Castilla y León, donde el PP lleva gobernando más de 30 años, Villegas justificó que “el cambio no es que gobierne el PP o el PSOE, todos tienen historias de corrupción, el cambio es que se apliquen las políticas regeneradoras de Ciudadanos, ese será el verdadero cambio”, por lo que Castilla y León podría convertirse en uno de esos casos de acuerdo “excepcionalmente o de forma subsidiaria con el PSOE”.

Ciudadanos centrará sus esfuerzos por tanto en el PP como “socio preferente”, pero cuando no haya acuerdo “se podría abrir esa búsqueda con el PSOE, si es que hay algún líder que asuma nuestra propuesta básica de políticas”, incidió. “Si hay algún barón o líder del PSOE que acepte nuestras propuestas, que yo de momento no veo ninguno que pueda hacerlo, podríamos buscar ese acuerdo”.

Francisco Igea participó de esta reunión tras la que se limitó a trasladar a los medios de comunicación un escueto “ha ido bien”.

El decálogo

El primero de los puntos del documento es la defensa desde la Comunidad de la unidad de España y el Estado de las Autonomías, como garantía de un país de ciudadanos “libres e iguales”. Así establece que los firmantes debe contemplar todos los instrumentos del Estado de Derecho frente al separatismo, entre los que incluye la aplicación del artículo 155 de la Constitución en caso de que el Govern de Cataluña “siga sin acatar el orden constitucional”.

También recoge la bajada de impuestos a las familias y las empresas y la exigencia al Gobierno de que no aumente la presión fiscal, así como la supresión del “injusto” impuesto de Sucesiones en las herencias y donaciones entre parientes directos.

“Lucharemos contra la corrupción y suprimiremos los aforamientos”, recoge el texto, que reclama un impulso a la reforma del Estatuto de Autonomía para que se elimine el “privilegio” del aforamiento del que gozan los diputados -procuradores- el presidente y los miembros del Consejo de Gobierno para que sean juzgados como cualquier ciudadano.

“Cesaremos automáticamente a los cargos públicos que sean imputados formalmente por delitos de corrupción política hasta que se aclare su situación judicial”, establece, junto con la aprobación de una ley autonómica de protección de los denuncias de corrupción para impedir cualquier “posible represalia”.

También Ciudadanos reclama el fin de los “dedazos” y el “despilfarro”, para lo que asegura se garantizará la “independencia”, “imparcialidad” y “profesionalidad” de los servicios públicos. Así, exige una ley de “despolitización” de la administración para reducir al mínimo los cargos nombrados “a dedo”, la puesta en marcha de una auditoría para reorientar el gasto superfluo, el cierre de los “chiringuitos” para acabar con los “enchufados” y la reestructuración de las entidades públicas sin utilidad o duplicadas.

Ciudadanos también recoge en su decálogo la exigencia de un nuevo modelo de financiación autonómica “más justo”, “transparente” y “sin privilegios” para los nacionalistas. “Nos opondremos a cualquier pacto bilateral”, indica la formación ‘naranja’.

Familias y autónomos

Además, propone hacer de la Comunidad “el mejor lugar” para las familias, con la ampliación de los beneficios reconocidos a las monoparentales y numerosas. También plantea el aumento de las plazas de educación infantil hasta tres años y avanzar en la gratuidad de los centros sostenidos con fondos públicos.

Otro de los puntos es el apoyo a los autónomos y los emprendedores para que sigan creando riqueza y empleo. Propone la extensión de la la tarifa plana. “La Administración siempre pagará a sus proveedores en un plazo máximo de 30 días”, señala. Además, exige la simplificación de la burocracia y los trámites administrativos y el avance hacia un modelo sin papel y digital para que ninguna persona que tenga que presentar un papel que ya haya registrado previamente.

También exigió la creación de una tarjeta sanitaria única para que los ciudadanos “tengan los mismos derechos en toda España”. “Revolucionaremos la educación y apostaremos por la transparencia y la excelencia en nuestras universidades”. Así propone un aumento de la financiación para el sistema pública, priorizando la lucha contra el abandono escolar temprano. “Defenderemos el derecho de las familias a la libertad de elección de la educación de sus hijos y los conciertos educativos”.

Además exige la gratuidad de los libros de texto, el fin de la “endogamia” de las universidades, con más fondos para las que obtengan mejores resultados, así como una “selectividad única”.

Finalmente, el documento de base para la negociación de Cs plantea la garantía de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, la defensa de los derechos de personas LGTBI y la erradicación de la labra social de la violencia machista.

Mostrar más


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Te contamos con ilusión y tú decalogo no nos defrauda.Por favor lidera un cambio en esta comunidad. El PP te va a absorber y es necesario que CS brille con luz propia. Te votamos

Deja un comentario

Botón volver arriba