Castilla y León

La cuota femenina, un problema para el gobierno Mañueco-Igea

Con tantos aspiranrtes masculinos a un cargo en la Junta, hay que hacer malabares para hacer un hueco a las mujeres

No estaría bien visto que el gobierno bipartito “del cambio y la regeneración” se estrenara reduciendo la cuota por género del gobierno de la pasada Legislatura, que en su inicio llegó a ser paritario, con cinco mujeres, una de ellas vicepresidenta, al frente de otras tantas consejerías. Máxime teniendo en cuenta que ahora van a ser 11 (el máximo que permite la vigente Ley) los asientos del Consejo de Gobierno.

 

Y le cuentan a “El topillo” que ello está constituyendo un serio quebradero de cabeza para conformar el gobierno Mañueco-Igea, especialmente para el primero, al que le sobran candidatos masculinos aspirantes a pillar alguna de las seis consejerías asignadas al PP. Colocados ya en las CortesFrancisco Vázquez y Rául de la Hoz, siguen optando al reparto nombres como los del efímero presidente de las Cortes, el burgalés Ángel Ibáñez, el ex alcalde de Ávila y ex senador Miguel Ángel García Nieto y el eterno-chico-bien-mandado Carlos Fernández Carriedo. Una quiniela a la que se ha añadido el ya ex presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, con quien se supone que Mañueco ha contraído el compromiso de hacerle un hueco de primer nivel.

Luego está el caso de Juan Carlos “Pañuelitos” Suárez-Quiñones, quien aspira a repetir en la consejería de Fomento y Medio Ambiente, para lo que habrá de superar el veto impuesto en principio por Igea. De no seguir, lo que quedará vacante es la cuota leonesa del PP y la posibilidad de que se busque una mujer para ocuparla.

“El topillo” da por descontado que Fernando Martínez Maillo, el máximo valedor de Mañueco, querrá colocar a alguien del PP de Zamora en el nuevo gobierno. Si no lo es Isabel Blanco, que para ello renunciaría a su escaño en el Congreso de los Diputados, podría serlo Mayte Martín Pozo, la ex presidenta de la Diputación y vapuleada candidata a la alcaldía de la capital.Y la consejería de Educación es una en las que puede recalar una mujer, que bien podría ser la ex directora general de Universidades, Pilar Garcés, no en vano número tres de la candidatura autonómica del PP en las pasadas elecciones.

Por lo que se refiere a Ciudadanos, vaya usted a saber lo que le estará rondando por la cabeza al inescrutable Igea. Lo único que se sabe es que está en deuda con Gloria Bañeres, quien, tras constituirse, junto a leonés Manuel Mitadiel, en uno de sus grandes apoyos en el proceso de primarias, fue vetada desde Madrid para encabezar la lista autonómica por Burgos.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba