PortadaProvincia

Expulsan a una niña con necesidades especiales de un campamento de Salamanca

Ocurrió el primer día del curso en Aldeaduero

El campamento que se desarrolla en el complejo de Aldeaduero (Sauelle) ha expulsado a una niña con necesidades especiales, porque las otras niñas no querían compartir habitación con ella.

 

Los padres de Inés, la niña de 11 años, suelen enviarla quince días de campamento, y este año decidieron que viniera al que organiza la empresa Diverbo en Aldeaduero, según informa la Cadena SER.

La pequeña entiende y habla sin problemas, pero hay que decirle las cosas no demasiado rápido para que no pierda el hilo. En Madrid va a un colegio con otros niños con necesidades educativas especiales y no tiene problemas para relacionarse con otros niños de su edad.

Le contó todo esto a los responsables del campamento antes de contratarlo y le dijeron que no había ningún problema. La madre les dijo que no dijeran a las demás niñas que Inés tenía esas peculiaridades, para que no le hicieran el vacío.

Lo primero que hizo la monitora fue contárselo a las demás niñas el mismo viernes, primer día de campamento.  “Chicas, vuestra compañera tiene una discapacidad así que espero que me echéis una mano para cuidarla”. Las otras dos niñas de la habitación, que se conocían de antes y querían estar solas, llamaron a sus padres para quejarse y estos, a su vez, al campamento: «Decían que sus hijas están en un colegio de integración, que durante todo el año tienen que convivir con niños de necesidades especiales y que cuando llega el verano se merecen disfrutar del campamento sin tener que estar con estos niños».

 

Como el problema parecía ser concretamente con estas niñas, la madre propuso que su hija durmiera con otras pero a la monitora no le pareció buena idea: “Decía que si la cambiaba de habitación, se quejarían otras madres”.

Al día siguiente los padres volvieron a llamar a las oficinas. Allí les comunicaron que un responsable había tomado la decisión de “que Inés tenía que salir del campamento”. Lograron hablar con ese responsable y, lejos de pedir disculpas, defendía la “profesionalidad” de la monitora y se ofreció a poner a Inés una monitora “de su bolsillo” pero insistía en que quedara claro que lo que no querían era “que Inés durmiera con el resto de niñas”.

La Cadena SER se ha puesto en contacto sin éxito con la empresa Diverbo, que organiza estos pueblos donde sólo se habla inglés.

Noticias relacionadas

5 comentarios

  1. Vergonzoso e incultura una e insolaridad insularidades a tope. Suerte que tienen las niñas de estar todo el año con niños con diferencias psíquicas y sociales, asi así aprenden a vivir en el Mundo y ver la diversidad funcional como algo natural y normal. Los padres además de incultos son personas que se creen superiores y no tienen ni idea de l o que es la discapacidad o diversidad funcional además no tienen ni pizca de empatía. Lo lamento profundamente por sus hijas que viven inmersas en un mundo de estereotipos en su casa. Pobrecitas!

  2. La monitor a debería de estudiar algo de Pedagogía y Psicología y si lo ha hecho no ha asimilado nada. Vergonzoso lo acontecido y la actitud de los padres horrible!,, Discriminacion a tope

  3. Supongo que habrá que escuchar a ambas partes, que es un tanto irresponsable dar una noticia de forma tan poco parcial. Ese en cuanto a la que es mi profesión y a la que sospecho que aspiran quienes han escrito este texto.
    He trabajado como coordinador en multitud de campamentos para diferentes empresas y nunca, nunca, nunca he vivido una situación tal. Los chic@s con necesidades especiales se integran bien (x lo general). Las llamadas diarias a casa de los padres no están permitidas y mucho menos que el capricho de dos niñas condicione la convivencia del grupo…. antes de tomar una decisión como la que plantean los padres, lo normal es separar a esa pareja de niñas y mezclarlas en otras habitaciones…. en fin que es un poco raro todo…

    1. Típica noticia en la que sólo parece una versión de los hechos y todo el mundo se dedica a embestir sin pensar que, tal vez, los hechos no sean tan claros como los que nos cuentan. Me da pánico vivir en una sociedad donde la crítica a todo lo que pueda verse escrito ha desaparecido y en la que todo se reduce en ver quién lincha y humilla más al supuesto culpable de algo que es posible que ni haya sucedido. El periodismo español, a la cabeza de las informaciones no contrastadas, opacas, y de una sola versión. Qué pena.

  4. Sí, como dice el artículo, y estás niñitas van a un colegio de integración me gustaría saber qué colegio es ese para que mis hijos no se acerquen ni a la puerta de ese colegio y de tales personajes.

Deja un comentario

Botón volver arriba