fbpx
Provincia

Iglesias inicia su tercer mandato en la Diputación de Salamanca

Obtuvo los 13 votos, por los 10 obtenidos por el socialista Fernando Rubio y los dos que obtuvo el candidato de Cs, Manuel Hernández

El candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, inició este martes su tercer mandato consecutivo, tras obtener el respaldo de los trece diputados de su formación en el pleno extraordinario de constitución de la corporación de la institución provincial salmantina, que se celebra esta mañana en el patio del Palacio de La Salina.

 

Iglesias refrendó así la mayoría absoluta obtenida por el Partido Popular en la provincia de Salamanca tras las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. En una votación sin sorpresas, el candidato del PSOE, Fernando Rubio, obtuvo los diez votos de los miembros de su formación, mientras que el candidato de Ciudadanos, Manuel Hernández, contó con los dos votos de los diputados de la formación naranja.

Durante su intervención, plagada de lugares comunes y vaguedades, pidió “la implicación de toda la sociedad y la intervención coordinada de todas las administraciones públicas” para acabar con el “desafío global” de la despoblación.

Recordó que en ese trabajo “coordinado” con Gobierno de España, Unión Europea y Junta de Castilla y León, la Diputación de Salamanca cuenta en esta última institución con un “gran aliado” en la figura del candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a quien definió como «gran conocedor de nuestra realidad y del mundo rural”, y que estuvo presente en la ceremonia de constitución de la institución provincial salmantina.

Javier Iglesias pidió así su ayuda para «acabar de una vez por todas con la brecha digital” a través del “compromiso materializado en seis millones de euros” que la Diputación de Salamanca quiere desarrollar “de la mano de la Junta de Castilla y León”, con el fin último de “extender la banda ancha hasta el último rincón de la provincia” salmantina.

También, contempló en su discurso Javier Iglesias las “medidas que no admiten demora para favorecer el desarrollo de la Salamanca rural”, entre las que incluyó “impulsar una discriminación fiscal positiva contundente, promover reformas legislativas que se adapten a la realidad concreta del mundo rural, y mantener servicios públicos de alta calidad”, algo que consideró un “desafío” ante la “fuerte dispersión y la escasez de población”.

Y es que, según Javier Iglesias, este es “el segundo de los retos” a los que debe hacer frente la nueva corporación provincial salmantina, prometiendo en ese sentido ocuparse, desde la Diputación, “de los colectivos más vulnerables”, y acabar con la “imagen peyorativa y menos amable de lo que supone vivir en un pueblo”.

Discursos de la oposición

Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista en la Diputación salmantina, Fernando Rubio, realizó una “declaración de principios” desde una “esencia constructiva” en la que destacó la proposición al Grupo Popular de un “pacto real, abierto y comprometido contra la despoblación, que no caiga en el olvido y nos sitúe en el análisis profundo y objetivo de la situación para contenerla y cambiarla”. Porque, según Rubio, hay que “detener la sangría” por la que “cada día, tres jóvenes abandonan la provincia de Salamanca”.

Tras lamentar que “el cambio no haya llegado a esta tierra” tras las elecciones, puesto que “habría supuesto mucho de bueno” para la provincia salmantina, Rubio propuso “gestionar de una manera diferente, fresca e ilusionante” la Diputación a través de medidas que supongan “un medio rural vivo, pueblos con calidad de vida, el apoyo a la economía y el medio rural, el acceso universal a las TIC, el trabajo en red con apoyo a redes comarcales, el incremento de los vínculos con Portugal y políticas de igualdad reales”, entre otras.

Rubio concluyó que “es necesario trabajar en defensa del territorio desde el territorio, apostando por la gente, su acceso universal e igualitario a los servicios básicos y una mejor calidad de vida”, y pidió al presidente impulsar “una primera medida concreta y conjunta” en la provincia para que los niños de las comarcas de Ledesma y la Sierra de Francia “no se encuentren sin un centro de referencia para continuar con sus estudios de Bachillerato o Formación Profesional” al finalizar la ESO.

Comenzó el orden de intervenciones el portavoz de Ciudadanos en la Diputación provincial, Manuel Hernández, quien tras prometer una “oposición leal y constructiva” en la institución salmantina, recordó que si hace cuatro años pedía “la desaparición de las diputaciones”, ahora desde su formación abogan por “figuras como consejos de alcaldes para mancomunar servicios”.

“Las Diputaciones necesitan una reforma estructural”, aseguró Hernández, para quien esas modificaciones deben comenzar por “la eliminación de competencias impropias, el reparto más equitativo para todos los municipios o la aplicación de otros baremos para aquellos municipios que han perdido población”, entre otras, y pidió por último “tender una alfombra roja” a alcaldes y concejales de los pueblos de Salamanca “para que sus municipios sigan manteniendo los mismos servicios”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba