Local

La segunda vida de la Fábrica de Agua de Salamanca

La empresa Calabrés Tomé creará un espacio de trabajo, dedicado a potenciar el emprendimiento, el patrimonio y la cultura en la ciudad de Salamanca

 

El pasado mes de julio la empresa Calabrés Tomé llegó a un acuerdo definitivo con los propietarios de la antigua Fábrica de Colas de Salamanca. El edificio, del 109 del Camino de las Aguas, cuenta con protección integral y está catalogado por el Plan General de Ordenación Urbana, siendo una de las escasas muestras de la arquitectura industrial del final del siglo XIX y principios del XX que perviven en la ciudad.

 

Sobre la primitiva edificación, de sillares de Piedra de Villamayor, se elevan las dos naves -con cubierta a dos aguas- de ladrillo de tejar diseñadas por Santiago Madrigal resultando una sencilla estructura de modesto tamaño que junto con una imponente chimenea se erige como uno de los símbolos del Barrio de Prosperidad y el Camino de las Aguas.

La intención de Calabrés Tomé Ingenieros, una empresa emprendedora, dinámica y joven, y con una importante activad fuera de la ciudad de Salamanca; con la colaboración del estudio de interiorismo y diseño Givemes, es la de crear un espacio de trabajo en un lugar con tanta historia y simbólico como es dicho inmueble, afrontando su crecimiento futuro desde este bien patrimonial.

La idea enmarcada dentro de nuestras políticas de Responsabilidad Social Empresarial, es poner en valor el edificio, rehabilitándolo y, sobre todo, actuando de manera urgente sobre la chimenea que sufre severos daños.

El objeto del edificio es crear un espacio de trabajo, dedicado a potenciar el emprendimiento, el patrimonio y la cultura en la ciudad de Salamanca; es un proyecto similar a los que ya se desarrollan en Barcelona, Madrid, Valencia y otras ciudades del resto de Europa. Dándole una nueva vida a un edificio industrial, reutilizando y adaptando los espacios a los tiempos que corren y hacerlo visible al resto de la ciudad dinamizando la vida del entorno.

Y con ella llegó el agua

Los orígenes esta edificación se remontan al año 1869, cuando por el arquitecto municipal José Secall, proyectó la primera red de saneamiento de la ciudad que incluía una estación de elevación de agua desde el río hasta unos aljibes que se construirían en el alto de San Mamés (actual Museo del Comercio), desde donde por gravedad se serviría el agua a las fuentes de la ciudad.

A comienzos del siglo XX aquella sala de máquinas es recrecida, y así se conserva en la actualidad, de acuerdo con el proyecto del arquitecto Santiago Madrigal a fin de dar cabida a una nueva industria dedicada a la fabricación de una importante variedad de productos químicos y farmacéuticos, no solo colas como comúnmente se la denomina. Uno de los cuatro propietarios de esa sociedad era José Giral Pereira, catedrático de la Universidad de Salamanca y destacado científico que asumió la Presidencia de la II República Española el 19 de julio de 1936.

Hasta la actualidad ha albergado diferentes actividades, permaneciendo cerrada durante los últimos 30 años.

Fábrica que se encuentra en el Camino de las Aguas.

El objetivo de la intervención que se realizará es rehabilitar y consolidar el inmueble, conservando su estética original. Será la mínima necesaria para adecuar el espacio y dotarlo de las comodidades que permitan trabajar.

La mayor y más urgente actuación corresponde a la chimenea, que corre serio riesgo de pérdida, ésta se realizará utilizando métodos tradicionales y será asumida por Calabrés Tomé.

Para la realización del proyecto se han hecho uso de las últimas técnicas de captura masiva de datos para tener una auscultación precisa y absoluta de todo el inmueble y en especial de la chimenea.

En el exterior se realizará un jardín permeable, el cual otorgará otra perspectiva a la entrada del Camino  de las Aguas, dando dinamismo al barrio y a la zona en uno de los edificios más singulares del barrio.



Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Me alegro mucho de esta gran noticia.
    Gran iniciativa, la restauración y la utilización que se le va a dar a las instalaciones.

Deja un comentario

Botón volver arriba