Provincia

Emoción taurina en Alba tras una noche muy larga

La fiesta se prolongó casi hasta el amanecer

Alba de Tormes vivió este domingo la emoción de los encierros y la capea popular en el marco de las fiestas patronales en honor de Santa Teresa.

Los novillos pusieron la emoción e hicieron las delicias de los maletillas que saltaron al coso cubierto de la villa para mostrar sus dotes toreras.

Hubo una asistencia más que aceptable teniendo en cuenta el tiempo que hacía y que la fiesta del sábado por la noche se prolongó casi hasta el amanecer.

Al acabar el espectáculo hubo cabezudos y ya por la tarde, novillada de las escuelas de tauromaquia.

A las 20.30 horas la orquesta Syra se encargó de ambientar la noche.

Galería de fotos de la capea, aquí

 

Este es el programa para el lunes.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba