Castilla y LeónPortada

«Mi mujer es el gran amor de mi vida»

Una entrevista donde vemos a Francisco Igea serio, irónico, nostalgico y valiente al hablar de sí mismo y de Castilla y León

 

Charla agradable la que mantuvimos con el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, donde vimos a un Francisco Igea que se ponía serio al hablar de la maldad; simpático para asegurar que la terquedad le viene de lejos; irónico cuando declaró que quería mucho al alcalde de Valladolid y nostálgico al afirmar que Calvo Sotelo era un tipo genial y poco valorado. Al final de la conversación quisimos conocer cómo ve él a las nueve provincias.

¿Qué le sorprende más de una mujer?
Que me aguante. (Risas)

¿Qué es lo que más admira de las personas?
Es la lealtad con uno mismo.

¿Quién es el gran amor de su vida?
Mi mujer.

¿Qué lugar elegiría para concentrarse?
El salón de mi casa y cuando era pequeño, el despacho de mi padre.

¿Con qué personaje histórico le hubiera gustado compartir mesa?
Depende del momento. Con Winston Churchill. Con muchos, porque la historia es uno de mis grandes vicios. Los grandes intelectuales de nuestro país. Me hubiera gustado conocer a Miguel Hernández, porque hizo una poesía tan distinta, tan personal, tan varonil,…  También con uno de mis antepasados. Soy descendientes de uno de los marinos que iba en el último barco que salió de Cuba en 1898, Fernando Villaamil. Tengo su reloj en mi casa, porque era familia de mi madre. Viaja en el último barco que salió de Cuba, después de que los americanos hubieran hundido uno a uno todos los barcos y nadie espera que este último barco zapara. Pero, nosotros somos tercos desde hace generaciones. (Carcajada)

¿Qué político admira más?
De los políticos actuales, Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá. Me parece un político muy inteligente, con un discurso político muy bien construido, una oratoria espectacular. De los nacionales que haya conocido, Leopoldo Calvo Sotelo, siempre me ha parecido un tipo genial y muy poco valorado. Probablemente, el mejor presidente del Gobierno que ha tenido este país en Democracia. Si alguien quiere reírse leyendo política, que lea: ‘Memoria viva de la Transición‘. Es una de las cosas más divertidas que se ha escrito.

Como médico. ¿Qué avance médico es su favorito?
La anestesia.

Si pudieras cambiar algo de tu físico. ¿Qué sería?
Nada. Eso no me ha preocupado nunca en mi vida.

¿Cuáles son sus escritores de cabecera?
Tengo muchos. Paul Prenston, Lorenzo Silva,… Y, por encima de todos, Miguel Delibes. Delibes es lo más en la literatura castellana. Es un creador de personajes, va a lo esencial del hombre. Hay pocas novelas que reflejen qué significa la libertad como El Hereje. Esta novela es histórica, que no era la especialidad de Delibes, pero es su castellano, es la esencia de lo que es Miguel y de lo que es para mí la libertad, que es ser un hereje.

¿Cuál es la injusticia que más le desconcierta?
Las personas que hacen daño a los menores, a los débiles, a los que no se pueden defender. Me desconcierta la maldad. La he conocido más de lo que me hubiera gustado, me sigue desconcertado la gente que es capad de provocar el mal sin que se le altere la frecuencia cardiaca y lo he visto.

Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.
Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

De una en una

Qué nos puede contar de:

León: Es una de las nueve provincias y una de las dos regiones de esta Comunidad.

Zamora: Tenemos una especial preocupación, porque se suman despoblación y paros.

Salamanca: Una Universidad fantástica y un campo que funciona muy bien.

Ávila: Un ejemplo de cómo pueden evolucionar las cosas en política, si no somos capaces de dar un discurso para todos. Lo que ocurre en Ávila, puede ocurrir en otras provincias, es el fracaso de la política y el triunfo del localismo. No hemos sido capaces de tratar con igualdad a todas las provincias y que los ciudadanos entiendan que la política de derechos y de prestación de servicios es para todos. La política no puede ser un ‘qué hay de lo mío’. Tiene que ser un proyecto de transformación y de igualdad para todos.
La culpa es de los políticos, que no hemos sido capaces de gestionar ese mensaje y que los abulenses lo entiendan. Ávila tiene problemas que no hemos sido capad de atender que han generado esta situación.

Segovia: Fue la provincia que más costó integrar en la Comunidad. Hubo un momento que casi estuvo fuera y ha hecho el camino contrario a Ávila. Es una buena provincia que tiene sus problemas particulares que hay que atender en común a todo.

Soria: Es el 8%. Ocho habitantes por kilómetro cuadrado, esa es la definición de Soria. Es el ejemplo máximo de la despoblación en la Comunidad y es el reto probablemente más apasionante. No nos preocupa tanto la despoblación como la prestación de servicios. Nuestro reto es prestar servicios, ver crecimiento y sobre todo, intentar rejuvenecer esa provincia. Los sorianos tienen mucho compromiso con su provincia que es una cosa muy buena, con ideas que han funcionado y que hay que apoyar desde la Administración poniéndole pocas trabas a los emprendedores, que los hay muy buenos. Soria, para mí, es espectacular. Es una de las grandes desconocidas de nuestro país.

Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.
Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

Burgos: Pujanza industrial. Tiene una Universidad moderna con muchísimo compromiso con la transferencia tecnológica. En cuanto al tejido industrial, hay empresarios innovadores, potentes que han conseguido hacer de Burgos la capital industrial de nuestra comunidad.

Palencia. Es el sitio que más quiero de esta Comunidad. Para mí, son 25 años de trabajo. Son muchos pueblos, amigos y trabajo en el hospital. También es una maravilla de patrimonio.

Valladolid. Es la ciudad que me ha visto nacer y donde he vivido 55 años. Aquí está mi vida. Es una ciudad moderna, con servicios culturales de gran nivel. Y, con un alcalde al que quiero mucho. (Risas)

«Cuando me hablan de sentimiento de pertenencia de Castilla y León, siempre digo que hay que conseguir que sea una tierra de libres e iguales. Eso es lo que hace que las personas crean en un proyecto común. Cuando la gente se siente maltratada y discriminada, ocurren cosas como la de Ávila. No queremos exacerbar ese sentimiento, pero tampoco queremos darle argumentos a quién lo hace. Todos los ciudadanos de Castilla y León deben de sentirse partícipes», concluye Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, y líder de Ciudadanos en la Comunidad.



Noticias relacionadas

Un comentario

  1. León, Zamora y Salamanca: ruta de la plata por ferrocarril = a vertebración, transporte de mercancías y pasajeros.
    Segovia: peaje, que nos aleja de Madrid motor económico, ninguna empresa de Madrid se sitúa en Castilla y León, sin embargo, la provincia de Toledo con 700.000 habitantes y en la zona limítrofe con Madrid actividad económica que ya quisiera toda Castilla y León: se incentivó fiscalmente y se ofreció suelo a las empresas que se estableciesen en Castilla la Mancha.
    Soria: ni un solo kilómetro de autovía, un ferrocarril tercermundista.
    Ávila, un tren a Madrid que es lamentable. Con el peaje de Villacastin se vuelve económicamente inviable vivir en Ávila. Conclusion: viviendas vacías y envejecimiento.
    Os doy varias soluciones , si es que queréis a vuestra tierra:
    1. Eliminación del peaje de la A6. (Hay por ahí una sentencia…): Salvación de segovia
    2. Incentivos fiscales a las empresas que se situen en Castilla y León.
    3. Cesión de terrenos por el establecimiento de empresas que reúnan una serie de condiciones (grandes empresas que mantengan x empleados ….)
    4. Mejorar la conexión por ferrocarril de Ávila con Madrid, esto y la supresión del peaje son la salvación de Ávila.
    5. Establecimiento de la ruta de la plata por ferrocarril, potenciar los puertos secos de Salamanca como conexión entre Madrid Oporto, norte (Benavente), Gijón, y sur (Sevilla, Algeciras)
    6. Trabajo a distancia de los funcionarios públicos de la administración general del estado: utilización de las instalaciones existentes infrautilizadas, para que los funcionarios públicos vivan y gasten su dinero en su tierra. No en Madrid como están la mayoría.
    ¿Más ideas?

Deja un comentario

Botón volver arriba