Cosas de la vida

5 cosas que deberías saber de mudanzas

Tarde o temprano, a todos nos llega el momento de tener que hacer una mudanza. Y tener que meter todas las cosas de tu antigua vivienda en la nueva no es una experiencia agradable. Al enfrentarte a este inevitable trance, sigue estos 5 consejos.

  1. Contratar un servicio de mudanzas

La manera más sencilla, cómoda y llevadera de hacer una mudanza es contratar a una empresa de mudanzas. La cantidad de trabajo que conlleva puede resultar muy frustrante, así que delegar la tarea en una empresa experimentada es la mejor solución.

Mientras los profesionales de la mudanza trabajan, no está de más que prestes atención y observes cómo la hacen, para que aprendas a optimizar el trabajo. No se sabe si en el futuro te verás obligado a tener que hacer una tú mismo y si, por suerte, no tienes que volver a hacer ninguna, nunca está de más aprender y conocer cosas nuevas. También puede darse el caso de que tengas que ayudar a algún familiar o amigo a hacerla.

Mudanzas Sevillamudanzas Valencia, mudanzas Madrid, Salamanca… en todas las ciudades hay empresas que se dedican a hacerte la vida más fácil cuando tienes que cambiar de domicilio. Escoge a la empresa idónea para hacerla. En la red hay muchas personas que se anuncian como empresas de mudanzas, cuando de lo que se tratan es de particulares con una furgoneta que se dedican a hacer portes. Los portes son solo una parte de las mudanzas, pero hay muchas otras cosas que hacer aparte de acarrear bártulos. Escoge siempre una empresa de mudanzas profesional con experiencia. Es importante que tengas en cuenta varios factores a la hora de elegir:

  • El precio: la mayoría de las personas que tienen que contratar una empresa de mudanzas piensan únicamente, o principalmente, en cuánto dinero va a costar hacerla. Contratar a una empresa profesional supone un gasto puntual, pero también es cierto que supone un enorme ahorro de tiempo y, sobre todo, es calidad de vida, puesto que te quitarás muchas preocupaciones de encima. Hay quien dice que la clave de la felicidad reside en no darle importancia a las cosas que no la tienen. No dejes que una mudanza se convierta en algo importante. El dinero que te cueste la mudanza será un dinero bien invertido.
  • Servicio de desmontaje de muebles: los muebles son los elementos más “molestos” porque son grandes y difíciles de portar. En muchos casos será necesario desmontarlos y volverlos a montar. Por suerte, hay empresas de mudanzas que se encargan de este proceso. Así, también, evitarás que se pierdan piezas que serán necesarias para el montaje.
  • Servicio de empaquetado: algunas empresas ofrecen también el servicio de empaquetado de todos los objetos de la casa. Uno no es consciente de todas las cosas que tiene –y de todas las cosas que le sobran- hasta que se tiene que enfrentar a una mudanza. Meter en cajas todos los libros, utensilios de cocina, juguetes de los niños, ropa… puede ser un gran fastidio. Si no quieres encargarte tú mismo de esta parte del proceso, busca una empresa que te ofrezca este servicio.
  • Servicio de limpieza: muchas empresas de mudanzas ofrecen directamente un servicio de limpieza para dejar la vivienda saliente en perfecto estado de revista. Esta opción simplifica mucho el proceso ya que no tendrás que dedicar tiempo personalmente a limpiar el domicilio. Ni siquiera tendrás que preocuparte de buscar y encontrar una empresa de limpieza que lo haga. Por un pequeño extra te ahorrarás un nuevo quebradero de cabeza.
  1. Toda ayuda es poca

En las mudanzas es cuando aparecen los amigos verdaderos. Toda mudanza conlleva una ingente cantidad de trabajo, así que, para aliviar esa carga intenta buscar gente que te ayude a hacerla. Desde las tareas más livianas, como empacar, hasta las más pesadas, como realizar portes. Sobre todo, si no contratas un servicio de mudanzas.

  1. Aprovecha para hacer limpieza

Una mudanza es una ocasión extraordinaria para hacer limpieza. Aprovecha para deshacerte de todas aquellas cosas a las que no les das uso –y no se lo vas a dar-. Lo que no vayas a necesitar puedes regalarlo, donarlo, venderlo o tirarlo, pero quítate de en medio todas las cosas que no necesites.

  1. Algo se va a perder en la mudanza

Ten por seguro que una vez que te hayas instalado en tu nuevo hogar, echarás en falta algo. Y es que en las mudanzas siempre hay algo que se pierde. Para evitarlo debes mantener un perfecto orden, utilizar un correcto etiquetado y ordenar la mudanza por estancias. Nunca está de más llevar un inventario en el que especifiques dónde está cada cosa.

  1. Los niños, un peligro o una ayuda

Si tienes hijos pequeños, la mudanza puede convertirse en un infierno. Si es el caso, mantenlos alejados de las cajas. Si mientras estás empacando puedes dejarle los niños a alguien que se pueda encargar de ellos, mucho mejor. Si los niños ya tienen una edad, deberían echar una mano en el proceso. A partir de ciertas edades es recomendable que los niños empiecen a asumir responsabilidades.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. ¡Muy buenas consideraciones para llevar a cabo una mudanza exitosa! Sin duda, este es un proceso que aterra a muchos. Sin embargo, apostando por los mejores profesionales todo es coser y cantar. recomendamos lo anterior y, por supuesto, tener muy bien organizado todo el proceso.

Deja un comentario

Botón volver arriba