LocalPortada

Salamanca vuelve a convertir la Plaza Mayor en un botellón en la Nochevieja Universitaria

Se esperan miles de asistentes de 42 puntos de España y el extranjero

La Nochevieja Universitaria ahora conocida como Fin de Año Universitario volverá a convertir la Plaza Mayor de Salamanca en un botellón multitudinario el 12 de diciembre.

 

Organizada por una empresa para la Asociación de Hostelería de Salamanca (que pagará 7.500 euros) y por el Ayuntamiento, que pone el monumento y paga la limpieza y a la Policía Local, sin especificar el coste (solo limpieza son 10.000 euros para que hagan su trabajo rápido), esta fiesta, que ya tiene sus réplicas en otras ciudades universitarias del país y con mayor éxito, comenzó siendo una reunión de universitarios en la Plaza para comerse las doce gominolas dos semanas antes del 31 de diciembre y antes de marchare a sus respectivas localidades de residencia, derivó en un negocio privado muy lucrativo utilizando medios municipales y, sobre todo, el principal monumento y reclamo turístico de la ciudad, su Plaza Mayor, como escenario de un evento de desfase de alcohol y drogas con proyección nacional e internacional.

Los organizadores restan importancia a esta imagen que consideran «queda relegada» ante el aluvión de informaciones ‘blancas’ sobre el evento y su aspecto más lúdico y divertido. Todo por la caja.

El concejal de Turismo, Fernando Castaño, aseguró que «cualquier cosa multitudinaria que se organiza en Salamanca, como el de la legión 501, corre a costa de las arcas municipales. El coste del Fin de Año Universitario se sabrá una vez que pase el evento, pero todo gasto es de los salmantinos y para los salmantinos, no para ninguna empresa privada u organización. Organizar la Nochevieja Universitaria no es una decisión, sino una obligación. Si ahora se deja de organizar habría la misma gente esos días en la Plaza Mayor y sería una fiesta descontrolada, porque hay un efecto llamada».

nochevieja universitaria fin año universitario borracheras robos aseos suciedad basura (22)
Así quedó el año pasado.

Se espera la llegada de miles de jóvenes de 42 puntos distintos de España y del extranjero, principalmente estudiantes erasmus, que vienen dispuestos a pasar una noche de juerga y copas baratas en los bares de la ciudad, amén delo que se consume en los botellones en espacios públicos y, cada vez más, en los pisos alquilados.

La organización asegura que, además de la «impagable» promoción que este evento que califica como «lúdico-estudiantil» hace de la ciudad, se genera un impacto de medio millón de euros en una sola jornada, contando el supuesto gasto en comida, bebida, comercio y alojamiento de los visitantes (aunque la inmensa mayoría se busca el alojamiento en pisos o directamente pasan de la fiesta al autocar y regresan a su ciudad).

Tras el acto de la Plaza Mayor, a medianoche, la fiesta se traslada a los bares de la ciudad. El evento oficial tiene concertados tíckets con 35 establecimientos, aunque se benefician los demás de la afluencia de visitantes ávidos de fiesta nocturna. Pero según la organización no hay animo de lucro, porque para y por los salmantinos.

La organización del Fin de Año Universitario repartirá 20.000 gorros de una bebida alcohólica patrocinadora y otros artículos, así como las gominolas pero solo a quienes acrediten que se han sacado el bono de bebidas de la fiesta en los bares asociados.

 

 



Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Un año más. Una fiesta privada que pagamos todos para el beneficio de unos pocos y con la complicidad del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Botón volver arriba