Más noticias

Igea pide cambiar la estructura de Ciudadanos

El líder de Cs en Castilla y León se postula como “el único señor que ha ganado unas primarias de verdad”, lo que entiende que le da “un poco de respaldo”

 

 

El miembro de la Ejecutiva de Cs y líder de la formación naranja en Castilla y León, Francisco Igea, aboga por un cambio radical en la Ejecutiva nacional de Cs, con una nueva estructura y una estrategia diferente de la marcada durante los últimos meses.

 

ICAL. «Está claro que debemos ir por otro lado», recoge El Norte de Castilla, porque «se han cometido errores estratégicos, organizativos, de mensaje y de comunicación que hay que reformar. Hay errores que se deben a la estructura del partido y hay errores estratégicos que se deben al grupo que ha tomado las decisiones estratégicas. Ambas cosas han de verse reflejadas en el futuro del partido», explica.

Según indicó a El Norte de Castilla un miembro de Ciudadanos, la guerra interna que se está viviendo en el seno de la formación naranja tiene como objeto apartar de la cúpula al secretario de organización, Fran Hervías, y al secretario de comunicación, Fernando de Páramo, a los que se considera los máximos responsables de la deriva que adoptó Albert Rivera y que acabó con el mal resultado electoral del pasado domingo, cuando Ciudadanos pasó de 57 a 10 diputados en el Congreso y se quedó sin representantes en Castilla y León frente a los ocho de la anterior legislatura.

«Igea siempre ha sido crítico, pero la gente crítica se ha mantenido hasta el momento en un segundo plano cuando había que tomar decisiones. Ahora hay una lucha para desplazar a esas personas que llevaron a Rivera a efectuar un diagnóstico equivocado», reconocen las mismas fuentes.

Para Igea, la estrategia de escorarse a la derecha y disputar el voto al PP pareció funcionar cuando el partido subió hasta los 57 diputados en las generales del 28 de abril, pero a Ciudadanos le pasó «como a los malos ciclistas». «Sales por la mañana con la bici, te pones a hacer kilómetros y piensas ‘qué bien estoy’. Pero cuando te das la vuelta caes en la cuenta de que tenías el viento de culo y que ya no puedes volver a casa. Es lo que nos ha pasado. Teníamos mucho viento de cola y pensábamos que era por el éxito de nuestra estrategia. Pero ese viento era fruto de muchos españoles cansados de la corrupción, del bipartidismo… Y el día señalado, cuando nos toca resolver las cosas, no somos capaces de hacerlo. Los ciudadanos son más listos que los políticos y la inteligencia colectiva funciona mucho mejor que lo que plantean los estrategas».

Igea se ve con fuerza para encauzar Ciudadanos. «Soy miembro de la Ejecutiva y el único señor que ha ganado unas primarias de verdad. Eso me da un poco de respaldo. Lo que debemos hacer ahora es intentar que el Gobierno que se conforme en España sea lo menos perjudicial posible para los ciudadanos. Ahí entra en juego la política, con sus reglas y estrategias. El objetivo de abrir un debate nacional ya está hecho», subraya el líder naranja en Castilla y León, quien durante toda la semana ha abanderado la idea de un pacto entre PSOE, PP y Cs, en el que el partido naranja aportaría el «poder territorial» de 20 millones de habitantes.

El futuro liderazgo de Inés Arrimadas, que se decidirá en primavera, llevará a una mujer a tomar las riendas de los liberales. «Inés es una política de raza, carismática y con capacidad de liderazgo. Lo hará bien porque tiene capacidad de escucha, pero es importante que se rodee de un buen equipo a la hora de decidir la estrategia y la política. Está bien que sea mujer, pero lo más importante es que nuestras políticas se basen en la libertad y en la igualdad, y no volvernos locos con políticas sectoriales que lo único que hacen es que se pierda el mensaje para todos».

Igea admite que el pacto con el PP en Castilla y León «fue lo que fue», en referencia a que vino impuesto por la dirección de su partido. «Pero lo que no reconozco es que no hayamos cambiado cosas que la gente no pensaba que haríamos. Una cosa es cambiar de partido y otra, de políticas. ¿Habría sido más fácil con el PSOE? No lo sé. A la vista de los acontecimientos, no sé cómo habría sido gobernar con la ‘vieja del visillo’, que es lo que parece Tudanca después de lo que dijo el otro día -en alusión a las reuniones privadas que mantuvieron ambos-. No he visto a nadie tan empeñado en no gobernar», sentenció.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba