Castilla y LeónSucesos

Muere un bebé atragantado con un hielo de plástico

Tragedia familiar en Burgos

Un niño de un año falleció este miércoles, 20 de noviembre, a las 18.51 horas, en la localidad burgalesa de Villarmero, tras atragantarse con un hielo de plástico.

El suceso tuvo lugar en la tarde del miércoles cuando el pequeño se metió en la boca un hielo de plástico “de colores”, tal y como explicó el alcalde de la localidad, Juan Tomás Santiago, y trató de tragárselo, quedando atrapado en su garganta e impidiéndole respirar.

Tal y como explicó el alcalde, escuchó los gritos mientras pasaba por la zona y se acercó a ayudar a los familiares, realizando al niño un masaje cardiaco y el boca a boca mientras esperaban la llegada de los servicios sanitarios. Al personarse en el lugar, los profesionales sanitarios lograron extraer la pieza que le impedía respirar, para trasladarlo posteriormente al Hospital Universitario de Burgos (HUBU) en UVI móvil.

Sin embargo, una vez allí el pequeño no logró recuperarse del episodio de asfixia, pese a que “parecía que espabilaba”, según explicó el alcalde, falleciendo tiempo después debido al tiempo que permaneció sin poder respirar.

En declaraciones a este medio, el alcalde de la localidad señaló que todo el pueblo se encuentra consternado con la noticia y personalmente él está “muy afectado”, puesto que es amigo de los familiares. “No pudimos hacer nada”, lamentó.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba