fbpx
Local

Marlaska dice que “cuanto más difícil» se lo pongan al Gobierno más claro tendrá lo que debe hacer

El ministro de Interior en funciones visita Salamanca

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, afirmó este miércoles que cuanto «más difícil» se lo pongan al Gobierno «más claro» tendrán «el trabajo a realizar” para que los valores que igualan y definen como seres humanos “hagan dar saltos más altos”. Así lo manifestó durante su intervención en Salamanca, en la que participó en un acto del PSOE por el 41 Aniversario del Referéndum por el que se aprobó la Constitución Española, celebrado 6 de diciembre de 1978.

B.J.L./ ICAL

Grande-Marlaska, a pesar de acudir “con la voz tomada” a este encuentro con militantes socialistas, abogó por “promover las condiciones y remover los obstáculos” con la confianza de las instituciones.

En ese sentido, confesó que ante la sensación de que las instituciones estaban deslegitimando y perdiendo la confianza, el hecho de que Pedro Sánchez le llamara para formar parte de su equipo para él fue “una satisfacción”, que le hizo “recuperar algo de esa confianza”. Por ello, espera que el Gobierno “continúe pronto” en esa trayectoria y se recupere, aunque reconoció que “no sea fácil”. Ante eso, animó a militantes y socialistas a “no decaer” y como remarcó “España se crece ante las dificultades”.

En su intervención en este acto institucional, el ministro en funciones habló del proyecto socialista “de hecho y de derecho” del que afirmó sentirse orgulloso. Una de sus ideas más repetidas fueron los valores. Por ello, apuntó que la Constitución son valores que les han construido y les «pueden construir a todos”, en ese sentido ejemplificó con valores como la ética pública, la libertad, la igualdad y la seguridad, entre otros. Pero destacó el valor de la solidaridad.

También hizo referencia a la celebración de la Cumbre sobre el Cambio Climático que se celebra en Madrid, de la que destacó la solidaridad. En ese sentido, dijo que “hay derechos que nacen con deberes”, como la solidaridad que se fundamenta en las generaciones futuras, como el derecho a una vida sana, medio ambiente, un derecho que “todavía no lo pueden ejercitar” pero se materializa a través del deber de las generaciones que están ahora. Además, añadió que hay deberes hacia los demás que se relacionan con derechos de otros, y esa “es la solidaridad hacia ellos”.

Fernando Grande-Marlaska se refirió también al  artículo 9.2 de la Constitución que a su juicio “llegó tarde” y que al parecer a los poderes públicos “se les olvida”, porque se vive en una época en la que, “ganado a pulso”, se ha generado “una falta de confianza de la ciudadanía y las instituciones”.

Por ello, señaló que los socialistas en este año y medio de gobierno, han trasladado a la sociedad que “vuelva la solidaridad a las instituciones”, y sostuvo el deber del Estado de “promover las condiciones para que todos puedan ejercitar las libertades y la igualdad” y esas sean “reales”. Grande-Marlaska apuntó que “no solo promover, sino remover los obstáculos”.

Así dijo que desde el PSOE se trata de hablar no solo de “igualdad formal”, con artículos como el 14, sino de “igualdad material”, por lo que dijo que “no hay política socialista si no se habla de igualdad”. En ese sentido, destacó que “todos no partimos de las mismas condiciones”, aunque la meta es la misma para todos y “cada uno debe realizarse como quiera”.

En su discurso ante una sala repleta de militantes socialistas, habló también de la importancia de la educación pública “de calidad” y confesó que “ha habido miedo a trasladar los valores”, porque a su juicio “parece que se adoctrina”, pero apostó porque la ética pública una a todos como sociedad” y se refirió a esos valores mínimos de igualdad, solidaridad y libertad, a unos como católicos, ateos o agnósticos, pero con el común mínimo que permite convivir y permite la cohesión efectiva.

Además, puso de ejemplo la representación paritaria en las listas, momento en el que el PP recurrió el recurso de inconstitucionalidad porque entendía que se violentaba y se limitaba el derecho a ejercitar funciones públicas dentro del ejercicio de la política. Así, el Constitucional falló a favor de las listas paritarias y como remarcó “la participación paritaria entre hombre y mujer era fundamental para establecer los valores”.

Hablar de constitucionalismo, dijo el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, “es hablar de políticas sociales”, porque “España es un Estado Social democrático y de derecho”, apuntó y abogó por los derechos individuales y los sociales.

“Atrévete a pensar por ti mismo”, eso es lo que hacen los socialistas, recalcó. En estos momentos “no quieren que pensemos”, apuntó, por eso se mantiene la desconfianza y se buscan las soluciones fáciles, “lanzadas con el fin de que no pensemos”. Por ello, el ministro avanzó que “para encontrar respuestas sencillas a problemas complejos hay que pensar y reflexionar”. Ante ello, animó a aprender y a seguir pensando por uno mismo, de manera que nadie imponga el populismo, e instó a que “hagan pensar para dar mucho más”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba