EconomíaPortada

La milla de oro de Salamanca se alquila

La crisis del sector se ceba en zonas donde había florecido

La crisis del comercio tradicional se está cebando en zonas de Salamanca donde tradicionalmente había florecido.

 

Desde hace unos años los estragos afectaban, sobre todo, a la calle Azafranal, pero estos días se pueden ver una docena de locales que han cesado su actividad en calles peatonales como Zamora, José Jáuregui, Vázquez Coronado, Bientocadas y Sol Oriente.

comercio
Una baja en Vázquez Coronado.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Salamanca (Aesco), Benjamín crespo, indica que en algunas de esas calles se han producido quejas por la escasa iluminación, que es un detalle más que contribuye a mejorar el atractivo o no de los escaparates.

A la irrupción de internet en el sector, se suman otros factores que están detrás estos cierres, que al coincidir en un espacio relativamente pequeño llaman la atención.

comercio
Un cierre en Sol Oriente.

Ya quedan pocos locales con renta antigua y al ponerse precios de mercado «hay alquileres difíciles de pagar», que si no obligan a cerrar sí animan a cambiar de calle, mientras que el alquiler en internet es cero, basta con encargar una web aparente y atractiva.

comercio
Uno de cambia Bientocadas por Torres Villarroel.

Todo eso ayuda a debilitar el sector, que «está en una situación delicada por el bajo nivel de confianza del consumidor tras dos años sin gobierno, lo que hace que haya locales que no son interesantes», comenta Crespo, quien añade a las incertidumbres del sector las jubilaciones que se van produciendo sin que haya un sucesor que garantice la continuidad del negocio.

comercio
Cierre por jubilación en la calle del Arco.

El presidente de Aesco cree que el comercio necesita «que haya una confianza considerable» por lo que espera que el nuevo Gobierno «relance la economía, porque con eso se reactivará el comercio, que es muy sensible a la coyuntura económica».


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Lo que tienen que empezar es a darse cuenta que no se puede cobrar las burradas que cobran por los alquileres, es imposible sobrevivir, tendran que empezar a cobrar la mitad por lo menos de lo que piden si quieren alquilarlos, sino se los comeran

Deja un comentario

Botón volver arriba