Castilla y León

Las donaciones de padres a hijos seguirán gravadas por el IRPF

Denuncia del PSOE en Las Cortes

El PSOE advirtió este jueves a los ciudadanos de Castilla y León que se informen “bien” antes de realizar cualquier donación impulsados por los anuncios “estafa” de la Junta sobre la eliminación de su tributación en la Comunidad, porque la Agencia Tributaria gravará entre un 19 y un 23 por ciento en el IRPF al donante del bien al año siguiente, conforme a su incremento de valor en el mercado, por ganancia patrimonial. “Si un padre dona a su hijo un piso, éste no tendrá que pagar el impuesto de donaciones, pero el progenitor deberá abonar al año siguiente a Hacienda el gravamen por ganancia patrimonial”, explicaron el coordinador y la portavoz de Hacienda del Grupo Socialista en las Cortes, José Franciso Martín y Rosa Rubio.

 

Los socialistas anunciaron que presentarán mañana una enmienda a la totalidad y cinco parciales contra el proyecto de ley de la Junta para la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que tacharon de “estafa” a la mayoría de ciudadanos de Castilla y León, para beneficiar a 5.000 “amigos ricos” del presidente Alfonso Fernández Mañueco y su vicepresidente Francisco Igea.

Martín y Rubio cargaron contra Igea, porque “eso no se lo cuenta a los ciudadanos” y mientras el Ejecutivo autonómico se queda sin recaudar por este concepto para servicios públicos esenciales, el Gobierno aumenta sus ingresos. “Cuidado antes de poner nada a nombre de un hijo, porque la Junta no avisa nunca de estas cosas”, advirtió Martín.

El procurador del PSOE denunció la “broma, sin avisar a nadie” de la Junta, y recordó el “maremágnum increíble que se preparó” entre 2008 y 2012, cuando ya estaba eliminado este tributo, tras sufrir muchos ciudadanos que se acogieron a estas bonificaciones “la sorpresa más desagradable de su vida”. En este sentido, afirmó que “tuvieron que retirarlo” entonces “calladitos, para que no se enterara nadie” y sentenció que la medida entonces no sirvió para nada más que para cambiar de titulares los bienes.

Rosa Rubio arremetió contra las “trampas y mentiras” del Ejecutivo porque “se olvida de contar quién llama a la puerta una vez se produce una donación es la Agencia Tributaria” y constató la “avalancha de liquidaciones” que sufrieron los ciudadanos que decidieron acogerse a esta medida. “El ciudadano medio es el que va a sufrir esta nueva gran modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones”, dijo, para pedir a todos que “se informen” antes de tomar cualquier decisión al respecto.

Una ‘estafa’

José Francisco Martín insistió en considerar el anunció de reforma de este impuesto una “estafa” y un “engaño continuo” porque ya estuvo aprobado entre 2008 y 2012, para lamentar el daño que se hace en la recaudación para la Comunidad, con 52 millones menos calculados en dos años. El responsable del PSOE denunció además, que en la reforma presentada en la Cámara, PP y Ciudadanos han obviado “datos fundamentales” como el número de beneficiarios.

En este sentido, explicó que con datos de 2018, se produjeron 815 herencias de más de 400.000 euros, y 630 donaciones por encima de los 50.000 euros, que ahora se dejarán de gravar, para preguntar a Igea, de dónde saca su estimación de 5.000 beneficiarios de esta medida. En este sentido, exigió al vicepresidente que informe de estas grandes fortunas con “nombres y apellidos”, porque “van a eludir su resposanbilidad fiscal con la complicidad de la Junta”.

Martín también denunció que la reforma de este impuesto supone también una “estafa” en cuanto a lo que vende el Gobierno de coalición, ya que desde la Junta, recordó, se ha dicho que eliminará las restricciones para el relevo generacional en empresas y negocios. Al respecto, recalcó que el propio consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, en una respuesta a Cecale, recogida en la memoria de la reforma, asume que en el texto “no se contempla una modificación de la actual reducción en la adquisición inter-vivos o mortis causa de empresas individuales, negocios profesionales y participaciones en entidades”, que ya alcanza porcentajes entre el 95 y el 99 por ciento.

Martín comentó así que presentará mañana una enmienda a la totalidad y cinco parciales contra el proyecto de ley de la Junta basadas en las palabras del propio consejero de Economía y Hacienda, que “se enmienda a si mimo” en la memoria que acompaña al proyecto de reforma.

José Francisco Martín sentenció que la reforma “no es nada nuevo” porque ya se aplicó entre 2008 y 2012 y “no vale para nada” solo “para beneficiar a 5.000 amigos de Mañueco e Igea” como reconoce, dijo, el propio Carriedo.

Por último, resumió que Ciudadanos, este partido de “sucedáneos”, dijo, “no aporta nada” a la política fiscal de Castilla y León con su único planteamiento de reforma de este tributo, que se retiró en 2012 “por algo”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba