Cosas de la vida

Coge un taxi para ir a su pueblo navarro desde Madrid y no paga el servicio

El taxista le reclama 1.100 euros

La policía foral de Navarra ha detenido a un joven de 31 años acusado de un delito de estafa por negarse a pagar el servicio de un vehículo de transporte con conductor (Uber y Cabify) que alquiló en Madrid para que le llevara a su pueblo, Olazti (Navarra).

 

Eran 402 kilómetros de recorrido y más de tres horas de viaje. El joven alquiló el servicio a través de la aplicación que media entre clientes y conductores, y aceptó el precio: 1.093 euros.

El conductor cumplió con su parte del trato y al llegar el cliente se negó a pagar alegando que era demasiado dinero.

Avisada la policía, fue detenido por estafa al negarse a pagar el precio del servicio que él conocí ay aceptó, por lo que los agentes afirman que su intención era la de no pagar al conductor, como  así ha ocurrido.

Ahora, él está en su casa y el conductor, sin sus mil euros.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba