Economía

La patronal rechaza subir impuestos directos

En un contexto de desaceleración y plantea cánones para mantener infraestructuras

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, rechazó este lunes en las Cortes una subida de impuestos en una situación de desaceleración porque habrá “menor inversión y empleo y la economía no funcionará”.

 

Aparicio compareció en el Parlamento autonómico para hacer balance del Diálogo Social en la Comunidad, donde asumió sin embargo el establecimiento de cánones para mantener infraestructuras, como autovías y autopistas. “Lo demás es empobrecer la economía”, dijo, para denunciar que “en algunos casos se llega a la confiscación, con sociedades gravadas hasta en un 70 por ciento”.

Santiago Aparicio insistió en que puede entender “que en momentos de bonanza y ciertas situaciones pueda haber subida” pero a través de cánones indirectos dependiendo de la renta que permita el sostenimiento de los servicios.

Aparicio asumió que el tema impositivo “no se debe llevar” al Diálogo Social, porque “nunca habrá un acuerdo”, ya que los sindicatos y la patronal como los partidos de izquierdas y los de derechas, tienen posturas antagónicas. Eso sí, reconoció que Cecale inició “todas y cada una” de las mesas de negociación de los últimos meses solicitando que no se incrementen los impuestos a familias, pymes y autónomos, para que ninguna medida nueva recayese en los contribuyentes.

El dirigente patronal también exigió la armonización fiscal en España, que genera un “problema, porque hay ciudadanos de primera, segunda y tercera dependiendo de la Comunidad en la que se viva y su exigencia tributaria o de control”. “No hay unidad de mercado, no se cumple la ley que se aprobó”, sentenció.

Por otra parte, se refirió a la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), para agradecer que se llegará a un acuerdo en las mesas del Diálogo Social, lo que supone “un mal menor”. En este sentido, exigió al Gobierno que cualquier reforma que acometa del mercado laboral, lo haga en el marco de concertación contando con los empresarios.

Además, cargó contra la regulación del registro horario, que “está dando quebraderos de cabeza” a los empresarios, “no tiene ningún sentido y sólo entorpece” la labor de las empresas. Así, reclamó que se negocie su regulación porque en algunas empresas es imposible su cumplimiento. “Se debe cambiar desde el consenso”, dijo.

Aparició rechazó vehementemente el comunismo como sistema económico y lamentó que “los que están gestionando este país” no están defendiendo “como se debe” a los empresarios, cuando son los que invierten, generan riqueza y crean empleo. ”Merecemos que se nos escuche, hay veces que se vive en otro mundo, los partidos no ven lo que el empresario hace, arriesga y sufre por mantener abierta su empresa y poder llegar a fin de mes”, concluyó.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba