Economía

UGT denuncia el «tufillo antisindical» que rodea a Ibáñez para no aplicar las 35 horas a los empleados públicos

Tomás Pérez insta a la Junta a que “cumpla y deje de exigir”, ya que “parece que les molesta que existan sindicatos”

 

El secretario general de la FeSP-UGT Castilla y León, Tomas Pérez, cargó contra las declaraciones realizadas en el día de ayer por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, en las que aseguró que «no había 35 horas» para los empleados públicos porque «había una guerra sindical» a través de las elecciones de delegados.

 

ICAL. Pérez subrayó que esos argumentos “huelen a tufillo antisindical” y recordó que los sindicatos “firmaron un acuerdo con la Junta de Castilla y León, en octubre 2019, pero a ellos no se les ocurrió decir que el acuerdo se llevó a cabo porque había unas elecciones autonómicas”.

Durante una rueda de prensa celebrada esta mañana en la sede de la Unión General de Trabajadores (UGT) en Palencia, junto a la secretaria General de la FeSP-UGT Palencia, Marta Martínez, Pérez afirmó que “la Junta decidió unilateralmente no cumplir un acuerdo que había firmado”, sin olvidar que, desde el pasado noviembre, “el Ejecutivo autonómico no ha vuelto a hablar con los sindicatos sobre las 35 horas”.

El responsable sindical indicó que “están cansados de que los culpen de que no haya un acuerdo”, por lo que instó a la Administración a que “cumpla y deje de exigir”, ya que, “parece que les molesta que existan sindicatos”. Tal es así que, “para negociar hay que querer negociar y la Junta no quiere hacerlo”, apostilló.

Delegados sindicales

Respecto a las elecciones sindicales, Pérez puntualizó que “todavía existe el mito contra la Función Pública, donde consideran a los funcionarios como aquellas personas que hacen la vida imposible a todo el que se acerca”. Todos ellos “sostienen el Estado de Bienestar, dado que funcionario es también el celador que lleva la silla de ruedas, el médico o la persona que vigila desde una torreta las zonas forestales”, así como todos aquellos trabajadores de empresas privadas, pero que, a partir de un convenio con la Junta, realizan servicios públicos.

La representación sindical en los diferentes sectores de la Función Pública está liderada por UGT, con 1.614 delegados en toda la Comunidad, seguidos por los 1.516 de CCOO y los 796 de CSIF. En el caso de Palencia, UGT, con 168, se posiciona igualmente a la cabeza, por delante de CCOO y CSIF, con 135 y 78 delegados, respectivamente, según un informe elaborado por la Unión General de Trabajadores.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba