LocalPortada

«A los españoles nos valoran la formación académica, la perseverancia y el positivismo»

Elena García Muriel estudió Psicología en la Universidad de Salamanca y ahora trabaja en una charity llamada Spear con mujeres víctimas de violencia de género, en Londres

 

 

La Universidad de Salamanca y La Crónica de Salamanca inician una serie de entrevistas y reportajes a egresados que se han formado en las aulas del Estudio Salmantina y están trabajando fuera de nuestro país

 

Elena García Muriel estudió Psicología en la Universidad de Salamanca, porque la consideraba una carrera atractiva y prometedora. Su primera experiencia fuera de su Santander natal fue su paso por la Universidad de Salamanca. Aquellos años, los recuerda como enriquecedores y productivos.  «Aprendí a tomar nuevas perspectivas sobre la vida, tanto a nivel académico como personal, lo que también ayuda a madurar a gran velocidad especialmente cuando eres de fuera y te encuentras  como único responsable de ti mismo alcanzando así una relativa independencia».

Durante sus años como universitaria en Salamanca no faltó la diversión, «en definitiva, una época inolvidable.

¿Te sirvió a la hora de enfocar tu vida laboral?
Diría que durante mi último año de carrera cuando hice el Prácticum en Salud Mental del Hospital de Burgos me sirvió definitivamente para saber hacia donde quería orientar mi vida laboral que sería dedicarme a la clínica. Los años previos no lo tenía tan claro ya que estaba más concentrada en el estudio y las materias no estaban precisamente dirigidas al campo laboral.

Elena echó en falta durante la carrera una materia específica como FOL (Formación y Orientación Laboral) que sí se imparte en la Formación Profesional (FP) en los institutos, pero no en la Universidad, «al menos cuando yo estudiaba. Creo que con ese tipo de formación hubiera estado más instruida, preparada y decidida a la hora de enfrentarme al mercado laboral dado, que cuando te incorporas a él no sólo cuentan tus conocimientos académicos, sino también se valoran otro tipo de habilidades como por ejemplo ejecutar una buena entrevista laboral, habilidades sociales, asertividad, trabajo en equipo o un buen desarrollo de la autoestima entre otros. Por ello también añadiría prácticas en empresas/organizaciones desde el primer año de carrera para ir tomando contacto con el mundo laboral», puntualiza.

Elena García Muriel estudió en la Universidad de Salamanca y ahora trabaja en Londres.
Elena García Muriel estudió en la Universidad de Salamanca y ahora trabaja en Londres.

Desde tu experiencia, ¿cómo podemos mejorar la Universidad de Salamanca?
Imagino que la Usal habrá cambiado bastante desde que yo terminé mis estudios (hace más de diez años). En mi opinión, la cambiaría a que fuera más práctica y realista para que a la hora de buscar el primer empleo no costase tanto arrancar, en algunas carreras. Más orientativa, dado que cada estudiante es único y a veces se necesita una atención exclusiva para encontrar tu propio camino. En las universidades de UK existe la figura de carreer advisor que orienta al alumnado de manera personalizada sobre las diferentes salidas profesionales; así que algo similar en la Usal sería deseable si es que aún no existe esta figura.

Elena no se acuerda cuándo y dónde envió su primer currículum. «Buff… he echado tantos que ya ni me acuerdo», bromea. Haciendo memoria recuerda que envió  un par de centros de Psicología en Santander, pero desafortunadamente allí no había apenas oferta laboral. Fue entonces cuando decidió hacer las maletas de nuevo e ir a Barcelona a cursar un Postgrado de Psicoterapia Práctica Clínica mientras trabajaba en un café para costearme la vida.

Cuando terminó los estudios se puse de nuevo con la búsqueda exhaustiva de empleo hasta que encontró  trabajo como psicóloga y abrió supropia consulta de Psicología. «No fue un camino fácil, pero fui perseverante y logré hacerme un hueco en el mercado laboral. Suelo decir que nunca hay tirar la toalla».

¿Te costó mucho dejar este trabajo e irte fuera de España?
No, fue una decisión que tomamos con tiempo y en conjunto mi pareja y yo. Obviamente, impone empezar de cero en un nuevo país por miedo a lo desconocido y no es fácil, pero apostamos por ello y aquí estamos. Es toda una experiencia que merece la pena vivir si uno está abierto al cambio y a aprender nuevos conceptos de vida.

¿Qué es lo que más valoran en el extranjero de la formación y de cómo trabajamos los españoles?
Desde mi experiencia, creo que se valora mucho la formación académica que poseemos los españoles (estudios de licenciatura, grado, formación profesional, máster…etc.)  ya que consideran que son muy completos y superiores. También he notado que aprecian otras habilidades como nuestras ganas de trabajar, la perseverancia y el positivismo.

Elena García Muriel trabaja en Londres con mujeres víctimas de violencia de género en riesgo de exclusión social. «Les proporcionamos apoyo psicológico y emocional a la vez que tratamos de ayudarlas a que reconduzcan sus vidas y que recuperen la confianza, independencia y control temporalmente perdidos como consecuencia de los acontecimientos vividos aportándolas así las herramientas necesarias para avanzar en su nuevo camino y que tengan acceso a formación, educación y empleo».

Elena García Muriel, en su puesto de trabajo en Londres.
Elena García Muriel, en su puesto de trabajo en Londres.

¿Cómo se llama institución para la que trabajas?
Es una charity llamada Spear.

¿Con cuántas nacionalidades estás trabajando?
En este momento, trabajo con más de cinco nacionalidades diferentes entre ellas Búlgara, Italiana o Jamaicana. He de decir que es muy enriquecedor poder trabajar con personas de diferentes culturas ya que me ha permitido salir de la zona de confort de exclusivamente trabajar con gente española, lo que me está aportando una muy valiosa experiencia.

¿Tienes posibilidades de retorno?
Espero y deseo que sí. Como he comentado antes el campo de la Psicología en España no es siempre fácil dado que la oferta laboral no es súper amplia y hay bastante competencia, pero la preparación y experiencia es fundamental y de momento estoy luchando para seguir creciendo profesionalmente.

¿Qué traerías a España si regresaras?
Experiencia de haber vivido, trabajado y adaptado a un país extranjero, con diferentes costumbres, política, economía…etc., haber funcionado en otro idioma lo que me ha dado una buena flexibilidad lingüística. Y sobre todo la experiencia profesional en organizaciones inglesas colaborando con equipos multidisciplinares y dedicándome a personas de muy diferente procedencia me ha aportado nuevas maneras de enfocar la psicología y comprender a un rango mucho más amplio de seres humanos por lo que sería muy interesante de implementar en varias organizaciones en España.

Elena piensa que el Gobierno debería implementar nuevas herramientas y sistemas para cuidar de la gente que en su día marchó en busca de un futuro laboral más cierto a  la hora de su reincorporación una vez vuelven a la tierra. «De este modo, ganarían las dos partes ya que la persona regresaría a trabajar a su tierra sintiéndose valorada y con unas buenas condiciones y aportaría una experiencia única y valiosa mejorando así la calidad de esa empresa/organización».

¿Qué echas de menos?
A parte de claro está, familia y amigos, echo de menos la calidad de vida, el calor humano, la gastronomía. ¡Nuestro país no tiene igual!

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba