LocalSucesos

Un menor tutelado roba en dos pisos

En La Salle y junto a la Sindical

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron a un menor de edad como presunto autor de dos delitos de robo con fuerza, uno en un piso compartido en régimen de alquiler en la calle las Meninas y otro en una vivienda de la avenida de Lasalle, tras ser intervenido en su poder, en el piso tutelado donde reside, un teléfono móvil sustraído en una de las viviendas.

 

La investigación comenzó el pasado 27 de enero, cuando dos inquilinos de un piso ubicado en la calle Las Meninas (junto a la Sindical, hoy instalaciones Rosa Colorado), que compartían en régimen de alquiler con otro joven, denunciaron que, en el período de vacaciones de Navidad, les habían sustraído diversos efectos de la vivienda, informó la Policía Nacional de Salamanca.

Los efectos, que incluían dos ‘tablet’, un teléfono móvil y unos cascos, se encontraban en el interior de una habitación que, antes de irse de vacaciones, dejaron cerrada con un candado. Sin embargo, al regresar, observaron cómo alguien había desmontado las anillas de sujeción del candado de la puerta para apoderarse de los efectos del interior, que apareció desordenado.

Las investigaciones se centraron inicialmente en el otro joven residente en la vivienda. Sin embargo, los agentes constataron que invitaba a la misma, en numerosas ocasiones, a algunos de sus amigos, uno de los cuales reside en un piso tutelado. Los agentes comprobaron entonces que este último joven tenía en su poder un teléfono móvil que coincidía con el sustraído en la vivienda, por lo que, tras su identificación, fue detenido y recuperado el terminal.

La investigación permitió además considerar al menor detenido como presunto autor de otro robo con fuerza en el interior de una vivienda ubicada en la avenida de La Salle, perpetrado el día 10 de febrero. El propietario tuvo conocimiento del mismo al recibir una comunicación de la central de alarmas.

Al personarse en el lugar junto a los agentes policiales comisionados, descubrieron que el presunto autor había accedido al interior de la vivienda por escalo, tras colocar ruedas y palets para llegar a la ventana de la cocina, situada a unos cuatro metros de altura, forzándola posteriormente, como otras dos puertas en el interior de la vivienda, para hacerse con efectos de su interior.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba