Cosas de la vida

Un santiamén en Salamanca

Cuando apuntas con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te señalan a ti.. Foto. Luis Martín Barajas

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba