LocalSucesos

Escupe a los militares y se encara con la policía porque él está «donde me da la gana»

Detenido en el Barrio del Oeste por incumplimiento reiterado de las limitaciones del estado de alarma

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca detuvieron a un varón de 50 años como presunto autor de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad, por su reiteración en el incumplimiento del confinamiento, sin causas justificadas, establecido en el Real Decreto de Estado de Alarma declarado por el Gobierno para tratar de frenar la expansión del coronavirus COVID-19.

 

El detenido insultó y desobedeció reiteradamente las indicaciones efectuadas inicialmente por una patrulla militar, y posteriormente por los agentes, comportamiento que ya repitió en anteriores ocasiones y que motivó diferentes actuaciones policiales en los últimos días como respuesta a las llamadas de varios ciudadanos que alertaban de esta situación, según informó la Policía Nacional de Salamanca.

En esta ocasión, los agentes de la Policía Nacional acudieron a la plaza del Oeste de Salamanca, donde una patrulla del Regimiento de Especialidades de Ingenieros número 11 (REI 11) de Salamanca tenía localizada a una persona que se encontraba sentada en un banco en la vía pública, sin responder a ninguna de las excepciones contempladas en el Real Decreto de Estado de Alarma, y negándose a abandonar el lugar pese a ser informado y requerido para ello.

El hombre, además, llegó a escupir a los miembros del REI 11 cuando se acercaron, manteniendo siempre una actitud provocativa, por lo que desde la patrulla militar solicitaron la presencia policial. Cuando los agentes llegaron al lugar, reiteraron al hombre la solicitud para que abandonara el lugar, a lo que este respondió insultándoles y señalando que su domicilio era la calle y que iba a estar «donde le diera la gana».

Los agentes comprobaron entonces, tras identificarle, que se trata de una persona que cuenta con varias denuncias en los últimos días por saltarse el confinamiento, llegando a ser detenido el pasado 18 de marzo, y que tiene, además, 21 antecedentes policiales por insultar y amenazar a ciudadanos y agentes en establecimientos públicos como supermercados, estancos, farmacias, instituciones o portales de edificios.

Por todo ello, y tras esta última detención, el Juzgado de Instrucción de Guardia de Salamanca, ante el que fue puesto a disposición después de su detención, decretó su ingreso en prisión preventiva.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Este chico tiene problemas psicológicos desde pequeño, maltratado por la sociedad no tuvo otra salida que meterse en el mundo de las drogas para poder evadirse del acoso de los niños. Así que ahora la sociedad que no se queje de lo que han creado.

Deja un comentario

Botón volver arriba